Ovni

Aterrizaje! tiene más coherencia interna que 1984

Los hermanos Maxi y Mati Segovia se instalaron en Barcelona hace siete años. Vinieron desde su Argentina natal con las ideas muy claras. En 2003 se publicó el primer ep de Ovni, su banda, y ahora ve la luz su segundo disco, “Aterrizaje!”. Algunos hablan de ellos como los herederos de Tequila. Independientemente de las etiquetas, Ovni es un grupo que transmite energía a raudales, que está poniendo toda la carne sobre el asador y que tiene una colección de temas pegadizos y sin complejos que merecen nuestra atención.

¿Por qué decidisteis trabajar con Fino Oyonarte? ¿Os conocía? ¿Él os recomendó “refinar” vuestro sonido?

Más bien fue a la inversa, para este disco y con la forma que estaban cogiendo las canciones antes de entrar al estudio ya queríamos buscar un sonido más limpio y sobrio que el de 1984, por eso contamos con Fino. No creo que nos conociera, pero le hicimos la propuesta, vino a un concierto en Madrid y a partir de ahí empezó una relación personal y profesional que es de lo mejor que nos ha pasado últimamente, aunque no sé si él pensará lo mismo… somos un poco rompepelotas.

Me gustó vuestro primer álbum. Con éste sigo teniendo similares sensaciones: nada nuevo, pero entra bien. Es fresco, agradable, entretenido, tiene ese punto informal que todos buscamos… Incluso parece que vuestra propuesta podría tener una mayor acogida entre el público consumidor de pop-rock en castellano.

Muchas gracias, no pretendemos más que eso… Ojalá lo piense un montón de gente más, jajaja.

El recorrido está siendo duro, nada sencillo… Y a las dificultades para sobrevivir de la música se une la muerte de Carles Cagigal. ¿Ha sido esta pérdida lo más duro? ¿Cómo estáis dos años después? El disco está dedicado a él si no me equivoco.

La muerte de Carles es lo peor que nos ha pasado como grupo y como personas. Dos años después han pasado muchas cosas que nos han llevado adelante y se nos han llevado por delante, pero sigue siendo difícil no pensar en él un par de veces al día. No sé… es un dolor que se interioriza, ahí está y no es posible hacer nada para cambiarlo, y en el fondo tampoco tienes ganas de desprenderte de él.

Aterrizaje!. ¿Qué tiene este trabajo que no tenga “1984”?

Aterrizaje! tiene probablemente más coherencia interna, una unidad que le faltaba a 1984, que es un disco del que seguimos estando muy orgullosos, pero en el que la banda no se reflejaba quizá con tanta fidelidad como ahora. Me parece que las líneas maestras de por dónde queremos tirar están más claras en este disco.

Es más sencillo quedarse en un punto entre el pop y el rock antes que posicionarse claramente? Imagino que me diréis que sois rockeros…

No somos un grupo-manifiesto ni necesitamos posicionarnos aquí o allá. Nos tira tanto el lado amable y melódico del pop como el lado rabioso del rock y nos limitamos a tocar donde nos sentimos cómodos e identificados con la propuesta. Después, decir “soy rockero” o “soy popero” o “soy un mamarracho” es más indicador de carencias que otra cosa… nosotros vivimos como vivimos, nos da bastante igual la etiqueta.

¿Qué tal han funcionado las primeras fechas de la gira? ¿El público muestra interés por Ovni? Imagino que es difícil con la enorme oferta que existe hoy en día. La única vez que os he visto, quedé encantado. Entonces estaba “Kahi”…

No sé qué decirte… la respuesta de la gente ha sido muy buena, pero pienso que cometimos el error de dejar demasiado espacio entre la última gira y ésta, aunque tampoco podíamos hacerlo de otra manera. Estamos en cierto modo recuperando terreno perdido, pero a la vez nos damos cuenta de que el interés que despierta hoy la banda es mucho mayor que hace tres años.

Vivir en una ciudad como Barcelona para un grupo como Ovni termina siendo una desventaja o lo contrario? Con qué bandas locales tenéis mejor relación?

La única desventaja que tiene Barcelona es básicamente el emplazamiento geográfico a la hora de girar por España, pero las ventajas compensan. Hay mucha actividad musical en esta ciudad, la “escena” es muy abierta y hay muy buen rollo entre bandas que, musicalmente, no tenemos nada que ver.

¿Strokes o Franz Ferdinand?

Strokes empezaron de puta madre y se han desinflado un tanto, ¿no? Franz Ferdinand en cambio han conseguido superar el sambenito de ser el nuevo “hype” hace tiempo y parecen muy imparables. Personalmente me quedo con los segundos, aunque el Is This It? fue una sorpresa muy agradable en su día.

Revolución myspace y futuro de la música.

Todo lo que sirva para que la música llegue a más gente, bienvenido sea. En nuestro caso MySpace nos ayudó mucho ya que fuimos la primera banda en aparecer en su portada y colgar el disco entero en la página, y eso nos ganó un montón de nuevos fans. El futuro de la música, aparte del peso que puedan tener cosas como la industria, los medios y tal, está en los músicos, sin los cuáles el resto no tiene razón de ser. Por ese lado, no veo problema.

Ovni fuera de España. Mercado hispanoamericano.

Este año editaremos el disco en Argentina, Chile y Uruguay con Alerta!/Sony, y estamos también negociando la edición en México y EEUU. Nos hace mucha ilusión dar el salto americano y queremos tomarlo muy en serio, aunque España es y seguirá siendo nuestra casa y nuestro cuartel general.

myspace.com/ovni1984

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.