P.O.D. – The Awakening (Universal)

Supongo que, artísticamente hablando, no debe ser fácil ser P.O.D. A saber: has pertenecido a un movimiento musical que llegó a ser tan popular como indiferente a día de hoy para el público, has logrado vender millones (ojo, ¡millones!) de discos, disfrutaste de giras mundiales con todos los lujos y ahora todo eso simplemente acabó. Para colmo, siempre te has definido como una banda con mensaje cristiano evangélico, algo que, no nos engañemos, independientemente de las creencias de cada uno, no es muy cool a este lado del Atlántico. Así que, con todo eso, y tras varios recopilatorios y discos de versiones de tus propias canciones, te plantas en la edición de un nuevo disco. ¿Y ahora qué?, debieron de pensar.

Pues el caso es que P.O.D. ha variado poco su forma de grabar discos, algo que no tiene por qué ser necesariamente negativo, al menos para sus seguidores habituales. Éstos encontraran en The Awakening todo lo que buscan: guitarras y bajos distorsionados, sonidos graves que dejan paso a melodías en puentes y estribillos, la característica forma de cantar de S. Sandoval con diferentes efectos de voz, versos repetidos y coros por doquier; y esas baterías rápidas con ligeros toques de doble bombo. Y el caso es que, a su manera, el disco funciona a pesar de cortes pesadísimos como “Rise of NWO” o “Somebody’s trying to kill me”, algunas canciones suenan realmente bien: “The goes out to you”, “Want it all” con sus dejes a Incubus, o el cierre con “The awakening”.

Especial mención merecen las dos colaboraciones que se encuentran entre lo mejor del álbum. “Criminal conversation”, un medio tiempo en la línea más clásica de P.O.D. con Maria Brink (del grupo In This Moment) a la voz principal y, sobre todo, “Revolución”, un hardcore muy agresivo que vira a reggae en mitad de la canción cantado por Lou Koller y que aporta cierta variedad al conjunto del disco. Cabe destacar que el trabajo funciona como un álbum conceptual en el que los personajes hacen frente a distintas decisiones morales; diferentes introducciones (conversaciones, llamadas telefónicas,…) sirven de introducción a las canciones que, a mi modo de ver, interrumpe demasiado el ritmo entre un tema y otro.

En definitiva, un trabajo bastante correcto. Si disfrutaste con sus anteriores discos, este no te defraudará.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien