Panda Bear – Tomboy (Paw Tracks)

Tremenda responsabilidad la de reseñar el disco de 2011 de uno de los artistas favoritos de la prensa musical internacional, nacional y, lo que es más importante, de mi querido foro de MZK. Pero yo mismo me lo he buscado y afronto las consecuencias.

Revisando el disco unos meses después de escucharlo por primera vez vuelvo a caer rendido ante los mismos detalles que me llevaron a pensar que era un grandísimo sucesor de aquella bomba que estalló en 2007 y que responde al nombre de Person Pitch. A la vez, caigo en la cuenta de que el disco contiene más de lo que en aquel momento ya me hizo verlo con buenos ojos. Y paso a entrar en detalle.

Noah Lennox ya venía rumiando estas canciones desde bastante tiempo atrás, de hecho presentó muchas de ellas en el Primavera Sound de 2010, a la vez que nos dejaba con las ganas de escuchar algo más de su material anterior. Aquella noche de mayo ya se pudo entrever que iba a dar de sí el disco: el ya clásico sonido psicodélico de los miembros de Animal Collective, sucesión de loops, reverb a raudales camuflando la voz de Noah y mucha experimentación, todo ello empleado con sapiencia para dibujar diversos estados de ánimo y paisajes sonoros.

Paisajes que van desde la belleza melancólica de las enormes “You can count on me” (especialmente evocadora en directo) o “Benfica” hasta la contención de “Scherezade”, pasan por el recuerdo a sus más recientes (y exitosas) aventuras con sus compañeros del colectivo en “Slow Motion”, por los experimentos a base de samplers y cacharros varios de “Friendship Brazalet” o la interesantísima “Drone”, por los desconcertantes sintes de la sorprendente “Tomboy” y por la magia que emana “Alsatian Darn”, cima del disco y perfecta combinación de la vena pop de los Beach Boys y los desvaríos psicodélicos del primer Brian Eno o del injustamente poco valorado Sonic Boom (que por cierto ha actuado en directo junto al osito).

Está claro que la repercusión del álbum no ha sido la de su hermano mayor. La capacidad de sorpresa, el hecho de que no muestre la misma coherencia que su predecesor (el concepto clásico de “canciones” no conectadas entre sí está más presente aquí) y ante todo, el hecho de que falte un single contundente, glorioso, etc, etc, (pongan ustedes sus calificativos, todos se quedarán cortos) como “Bro´s”  han restado algo de trascendencia al disco, pero no por ello se puede decir que la nueva referencia de Noah no sea un grandísimo trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.