Pascal Comelade – Espontex Sinfonía (Discmedi)

Pascal Comelade es una de las personalidades más inquietas e imprevisibles de la música europea. Desde hace unos años se le conoce como el extravagante compositor y multiinstrumentista que construye sus sonidos con la ayuda de instrumentos de juguete. Pero eso no es más que la punta del iceberg, como él mismo dice: “Mi gran problema es salir de la imagen tópica del tipo con el pianito de juguete. Cada uno debe cargar con su pasado y yo no reniego del piano de juguete, todavía lo utilizo, pero he hecho y estoy haciendo muchas más cosas”.

Seguir la pista sonora de este músico oriundo del norte de Cataluña resulta bastante complicado. Y es que, Pascal Comelade, tiene por costumbre publicar al menos dos o tres discos al año. Por lo general, ediciones diferentes, que aparecen desperdigadas en varios países (principalmente Francia, España y Japón) y que vienen a engrosar su amplia discografía. Este año han sido dos las criaturas que han visto la luz al mismo tiempo, por un lado La manera més salvatge, un disco creado en colaboración con el poeta Enric Casasses y, por el otro, Espontex Sinfonia, ambos editados por el sello Discmedi.

Espontex Sinfonía es una selección de algunos de los temas ideados por Comelade para servir de acompañamiento sonoro a la adaptación teatral de “La plaça del Diamant”, dirigida por Joan Ollé. Además incluye canciones para el ballet Psitt! Psitt!, del coreógrafo Cesc Gelabert. Partiendo de los sonidos populares del Mediterráneo, este músico de alma inquieta, ha jugado a alterar la estructura de las melodías a base de fusionarlas con la descomunal red de influencias que habitan en su mente. El resultado puede parecer algo caótico durante la primera escucha pero, es un fiel reflejo de los planteamientos creativos de Comelade; conseguir algo diferente a través de la reinvención de su universo propio. Sardanas, habaneras, boleros, jazz, rock…. Una amalgama de canciones creadas originalmente para sonorizar contextos diferentes, pero que aparecen magistralmente cohesionadas por la magia incombustible del genio Comelade. Entre las imprescindibles; la canción con la que se abre el disco “Pim Pam Púm al concepte”, la solemnidad de “The halucinogenic espontex sinfonia” en la que colabora la cobla Miŀlenària, los ritmos circenses de “Le barman de Satan” o la versión de “Mother of earth” (un tema de ese genio díscolo que fue Jeffrey Lee Pierce).

Espontex Sinfonia es uno de esos discos que se abren un hueco en tu subconsciente tras cada escucha, de los que, sin darte cuenta, se te pegan a los labios con forma de silbidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.