Pshycotic Beats

Cuanto más controles los pasos para editar un disco las cosas saldrán como tú quieres. Lo que es un infierno es fabricarlo y sobre todo, distribuirlo

Pshycotic Beats (leído “Saicotic”) es un proyecto musical concebido por Andrés Costureras, en el que mediante la música de baile se huye de los desórdenes mentales, la ansiedad, los trastornos bipolares, las neurosis, las psicosis y la personalidad múltiple (óigase “Christine” de Siouxsie & the Banshees).

Según define el propio Costureras, el nombre viene de su alter ego, una especie de súper héroe o personaje de comic de la Marvel (o de la colección OLÉ) que se ha inventado para reírse de sí mismo y de lo que le pasa…

Rexer Flash es tu disco de debut, y también es el nombre de un medicamento antidepresivo. Si echamos además un vistazo a los nombres de las canciones (“Insomnia”, “Pills”, “Lobotomy”…) parece claro que no estamos ante un disco concebido de la manera tradicional. Cuéntanos el proceso que te llevó a crear este disco.
Hace unos 5 años me rompí. Tuve una crisis nerviosa por culpa de un montón de circunstancias profesionales y personales que se dieron al mismo tiempo, también era muy pequeño, y no supe tomar las decisiones adecuadas. Sin querer empecé a componer y a producir música partiendo de cero, sin tener ni puta idea de lo que era un loop, un sequenciador, un compresor o un plug-in. Me fueron saliendo cosas a las que les ponía esos nombres, y al final me di cuenta que todo giraba en torno a la psiquiatría, y ya puestos me parecía un leit motiv interesante para un proyecto de techno, me parece un horror llamarte DJ no se qué…

A estas alturas ya es evidente que hay un hilo conductor que une las canciones, pero me gustaría preguntarte si hay también un hilo temporal, si el orden de los temas en el disco se corresponde con las diferentes etapas de tu crisis.
No exactamente, yo he tratado de contar una historia paralela a las etapas de mi crisis, desde su inicio a la curación, pero esta todo ficcionado, es como una peli de PIXAR o de Tim Burton, con mucho humor negro, una historieta de la que puede ser protagonista cualquiera que lo escuche. Dependerá de las imágenes que te evoque tu imaginación, si es que he conseguido que la gente visualice cosas…

Yo soy editor de video, y componiendo he hecho el proceso inverso que con la imagen, donde normalmente tienes que ponerle imágenes a una música ¿vale? Yo me inventé una película en mi cabeza y le compuse su banda sonora.

Tengo mucha curiosidad por saber cómo fue el momento exacto en el que pensaste: “de aquí puede salir una canción”. ¿O más bien fue una necesidad de enfrentarte a tus demonios lo que te llevó a componer?
Para demonio yo. No tuve nunca una necesidad parecida. Creo que esos momentos no ocurren y los artistas que en las entrevistas dicen esas cosas mienten, porque la creatividad es lo más inconsciente que te puedes imaginar, no te das cuenta hasta mucho después de lo que has hecho. Con las influencias igual, todo el mundo intenta deconstruir tu trabajo y decir “está intentando copiar esto…”, o “es evidente que la inspiración de esta canción ha sido…”, no es así, te sientas a hacer música y las cosas van fluyendo, y créeme que las veces que te planteas conseguir algo te vas por los cerros de Ubeda y te sale otra cosa diferente…

¿Tenías alguna experiencia relacionada con la música antes de empezar con estas canciones, más allá de tu melomanía? ¿Por qué optaste por la música, y no por la pintura, la escritura o el cine, por ejemplo, que tengo entendido que también te encanta?
Yo soy polifacético y culo inquieto. Empecé en el cine, el mundo del cortometraje y los guiones. Hice varios cortos, gané un par de premios y era feliz. Pero los problemas empezaron a aflorar durante esa época. Las primeras crisis de ansiedad empezaron por exceso de trabajo o por no saber canalizarlo. Lo hacía todo yo junto con otro chico, eran rodajes mastodónticos, de noches y noches sin dormir apenas, etc. Aquel verano finalizó con la co-dirección del video-clip de Tamara “Si nos dejan”, fue una experiencia traumática y yo tenía 18 años. No me gustaba cómo se hacían las cosas, no tenía compañeros de clase que tuvieran las mismas ganas que yo, y empecé a pensar que mi personalidad no estaba hecha para participar de un proceso tan largo en el que tanta gente, tiene que opinar y decir NO. Así que de ahí me metí en el fascinante mundo de los videos corporativos y los documentales de empresa, me horrorizaban pero me pagaban el alquiler, y poco a poco empecé a odiar mi trabajo. No he recuperado mis ganas de ponerme tras las cámaras hasta que hace un par de meses se me planteó el dilema de cómo conseguir un realizador para mi primer vídeo, y decidí ser lógico y volver a hacer lo que me gusta de la manera que me gusta.

Hablando de cine, considero “Hell welcomes you”, además de una gran canción y un inmejorable inicio de disco, un tema con muchas referencias cinematográficas. No sé si es casual o si entre tus innumerables influencias musicales se encuentran también las bandas sonoras de cine y TV de los 80.
No, no soy fan de las bandas sonoras como género. Pero como digo, primero surgen las imágenes y luego la música, asi que de ahí supongo que viene ese regustillo como de BSO. Soy ultra fan de Badalamenti, Sakamoto, Bernard Herrman, Henry Mancini, pero lo que realmente me gusta son los arreglos de cuerda en sus multiples variantes, ya sea en la disco music, en un disco de Bjork, Goldfrapp, Madonna, Scott Walker, Ike & Tina, Etta james, Gainsbourg, Love, Poni Hoax…

Y siguiendo con el cine… ¿Cómo se te ocurrió samplear a Bette Davis para “Bumpy night”? ¿Tenías la canción y luego te encontraste con el sample, o fue al revés?
No, tenía hecha Hell Welcomes you, y Pills. Se supone que el inicio de la crisis nerviosa te lleva al infierno, cuando llegas al infierno te cagas de miedo y luego llega el medico y te dopa (ahí entra Pills). Quería que al abrirse las puertas del infierno (las que salen en el video) una voz atronadora te anunciase lo que te espera (un descuartizamiento, o tortura china por ejemplo, o una sonada fiesta), estaba viendo la película y de repente pensé “ésta va a ser la maestra de ceremonias”.

“Bumpy night” es muy pegadiza y bailable. Se pudo bajar de tu web durante un tiempo, y creo que ha tenido bastante éxito en cuanto a número de descargas, ¿cierto? ¿Cómo está funcionando el single, y el disco en general?
Pues el disco está funcionando bien en cuanto a público, críticas, etc. Vender no se vende, el single se descargó mucho porque era gratis y porque yo lo enlacé 1000 veces en Facebook. Esta todo tan sobredimensionado que es I-M-P-O-S-I-B-L-E trascender, y lograr que la gente te asimile. Si tienes 237 discos para escuchar al día, 132 enlaces que escuchar en Facebook, es imposible separar el grano de la paja. Eso es lo que no funciona del mundo de la música actual. ¡Que nadie se trague el cuento ese de que para que los discos se vendan hay que bajarlos de precio o prohibir las descargas!!!, Hay que hacer algo con las descargas ilegales pero eso sólo llevará a que disminuyan, pero nunca a que la gente compre.

Me sorprende que nadie repare en que lo que ha cambiado es la manera en la que el público se relaciona con la música. Antes oías una canción un numero de veces, en la radio, la tele, etc, veías a tu grupo favorito en la MTV, en la prensa musical, en el Super POP, te pegabas a la tele a grabar video-clips con la expectativa de que pusiesen el que era tu favorito, y mientras esperabas descubrías otro grupo que te enamoraba. De toda esa manera de relacionarte con la música nacía el ansia y la necesidad de tener cosas de esos artistas. Es la regla nº1 del marketing, si quieres vender un producto tienes que generar una necesidad en tu público objetivo de tener ese producto. Si no hay necesidad no hay compra y si no hay compra no hay negocio. Mientras esto no se solucione no echaremos a andar.

Piensa que hubo una vez que España fue el 7º mercado del mundo (o por lo menos eso recuerdo haberlo leído en anuarios de la industria que compraba yo de pequeño), que en los tiempos de las vacas gordas la música estaba presente a todas horas en la vida de los españoles, en la radio, en la tele (Popgrama, Musical Express, Pista Libre, Caja de Ritmos, Tocata, Rockopop, La edad de oro, Plastic, Ponte las pilas, Los 40 de Canal +, Septimo de caballería, Música si), ahora no hay más que politonos en programas de cotilleos. Los que salen en la tele anunciando politonos, siguen vendiendo cantidades aceptables. Si The Drums hubiesen salido en la tele los sábados por la tarde, las niñas de ahora verían que Justin Bieber no es más que un prepúber encerrado en una sudadera con capucha.

¿Por qué Rexer Flash es prácticamente instrumental? ¿Te sentías más capaz de expresar tus estados de ánimo mediante sonidos y ambientes que con palabras?
Me gusta la música anestésica, suele ser instrumental, a no ser que te pongas a Scott Walker o Sinead O´Connor, que da mucho gustito. Nunca me plantee hacer canciones con letra, vocales, etc. En ese sentido Omens es lo único que puede ser una “canción” aunque es como una epístola tétrica y vengativa. Me divierte mucho grabarme y distorsionar mi voz hasta que parezca que le has pedido al gigante de Twin Peaks que se pase por tu estudio. El próximo álbum será un disco de canciones, pero para eso faltan muchos años.

Todo el proceso de creación y producción del disco lo has llevado tú personalmente, si no me equivoco. Aunque con ayuda, también te has implicado de manera muy personal en la su distribución y promoción. ¿Lo consideras un paso necesario para alguien que acaba de empezar en la música, o crees que el futuro de los artistas pasa por el “Do It Yourself”?
Sí, es el presente, cuanto más controles tu todos los pasos las cosas saldrán como tu quieres. Tal y como esta el patio, a no ser que seas un romántico como yo que adora el formato físico, editarte ahora un disco está tirado. Lo que es un infierno es fabricarlo, que tengas distribución, que llegue a las tiendas. Se quejan de vicio los señores de la industria. Yo les he llegado a muchos con un disco terminado, mezclado, masterizado, con las fotos de promo hechas, con la foto de portada y el diseño y maquetación del disco hechos, con la primera tirada fabricada, con el primer video-clip financiado, realizado y montado por un servidor, con la promo hecha por mí, con varias criticas positivas en la prensa especializada. Con todo eso he llegado y les he dicho que les cedía los beneficios, que distribuyeran el disco para que al que le apeteciese comprarlo hacérselo fácil y que se quedaran con los beneficios, y me han dicho “… es que no se…., uhhhhhhh….. es..que….. ufff……la verdad que…….no…no… nos..encaja….ahora..la crisis…bufffff”. ¿¿Para qué están?? Porque antes, te pagaban el estudio y la grabación del disco, la portada, la producción del video, la promo…. Me parece todo un sinsentido.

El vídeo de “Bumpy night” es espectacular y muy creativo. Supongo que ahí habrás tenido algo más de ayuda.
Ayuda sólo de una amiga fotografa, que puso la cámara en el trípode y le daba al REC cuando yo le decía, y mientras me iluminaba con un foco o hacia otras cosas. Teníamos el visor de la cámara girado para que yo lo pudiera ver y así decirle como debía corregir el encuadre. Fue lo más parecido a un auto-video que te puedas encontrar. Sólo hacen falta ganas. Ya está el making of colgado en youtube.

Dadas las inusuales y muy personales circunstancias que han contribuido a que crearas este proyecto y este disco, la pregunta es obligada… ¿Tendrá continuidad Pshycotic Beats? ¿Ya has pensado en una posible continuación de Rexer Flash?
Si, quiero hacer una trilogía y luego Dios dirá. No soy nada prolífico asi que tardaré mucho en concluirla. Pero antes quiero remezclar algunos de mis temas favoritos, por aprender, me queda TODO por aprender, yo no se hacer nada todavía. Estoy dando el salto a Mac y tengo mucho que estudiar. También quiero desempolvar mis tiempos de dj y empezar a pinchar. Pero para eso tengo que trabajar muy duro, no estoy preparado aun, quiero prepararme BIEN y estoy abducido por la promoción del disco, y hasta que no termine de hacer todo lo que pueda con el no me voy a poner manos a la obra con más música. De momento la contratación no esta abierta. Cada cosa a su tiempo.

Escuchando tus canciones, y conociendo tus influencias musicales, intuyo que en tu colección de discos la música electrónica ocupa un lugar importante. Dinos tres discos que cualquier buen aficionado al género debería tener en sus estanterías.
Sólo 3???????? Venga va: Autobahn de Kraftwerk, Moog Indigo de Jean Jacques Perrey, y el debut de LCD Soundsystem… Te lo he dicho al tun-tun tras una breve catalepsia…

Gracias por responder a nuestras preguntas. Un placer, y suerte con todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.