Pumuky (Café de La Palma) Madrid 13/05/22

La cruzada romántica de Pumuky ha vuelto este año a embarcarse en una gira peninsular, un acto loable al que hay que rendir justo tributo siempre. Cuando el pasado año las restricciones y todo el infierno pandémico aún arreciaban, visitaron igualmente la capital en un concierto dotado de un aura que todavía recuerdo con deleite, tal y como expresé en estas mismas páginas a su paso por la Sala Maravillas.

Para esta ocasión, eran varios los elementos diferenciadores. El primero, el volver a disfrutar con aforo completo y normalidad un concierto en una sala, si bien el calor insoportable de la misma, unido al apagado incomprensible del aire acondicionado, no pusieron muy fáciles las cosas de entrada, a lo que tendría que añadir, además, mi mala suerte particular de caer justo al lado de dos motivados que cantaban las canciones de Pumuky como hooligans. El segundo, una sonorización que si hace un año era oro puro, hoy ahogaba las guitarras, en especial la del cantante que, directamente, ni se escuchaba en algún tema como en “Si desaparezco”.

Pero dejemos de lado los aspectos ajenos a la banda para centrarnos en las novedades que aportaron los canarios, mucho más importantes y determinantes en cuanto a su propia valía. Por un lado, la incorporación de un bajista acompañando a los hermanos Ramírez que hacía ganar profundidad a las canciones, extraordinario en algunos lances como en el desarrollo de “La metamorfosis”, esa auténtica letanía que cerraba la que siempre será su obra maestra El bosque en llamas (09). Por cierto, algún grito de “Plus Ultra”, su extraordinaria obra posterior, se escuchaba por entre el público, pero a ver cómo tocas las canciones de ese disco sin contar con batería. Por otro, la presentación de un nuevo single, “Metahackeo”, en el cual colabora Elinor Almenara de VVV [Trippin’you], sin duda una de las bandas más en forma del territorio nacional a día de hoy.

Pese a no poder contar con la vocalista como invitada al encontrarse de viaje, la canción sacó lustre en directo, todo el que no pudo lucir la primera parte del show por una sonorización bastante deficiente hasta que Jaír Ramírez pidió, junto a su sentido agradecimiento al público congregado, subir su guitarra y todo mejoró, lo que no impidió pese a todo haber disfrutado antes de auténticas maravillas de Justicia Poética (15) –gran protagonista del arranque de la velada- como “Escritura automática 9mm” o “La culpa y el libre pensador”, pese a escuchar más el karaoke de los de atrás que al cantante.

Todo ello contribuyó para que los pasajes más electrónicos fueran los que mejor llegaran y auparan el concierto; en concreto la interpretación íntegra y en orden de su reciente EP Castillo Interior (20), un póker de ases lírico para afianzarnos en el refugio de todo aquello que nos llena y nos permite afrontar el gris diario desangelado, un refugio en el que el cancionero de Pumuky siempre será abrigo inexcusable. Por muchos años más.

 

Un comentario en «Pumuky (Café de La Palma) Madrid 13/05/22»

  • el 16 mayo, 2022 a las 7:24 pm
    Enlace permanente

    Los conciertos siempre han sido un torrente de emociones. Nacen, evolucionan, rebotan por las paredes y desaparecen en algún rincón mugriento de la sala. Cada cual las controla a su manera, pero nadie deslegitima al otro. Las críticas de un concierto deberían ser en primera persona, desde primera línea de batalla, oler a sudor ,mascar el movimiento, el entusiasmo del otro y no ser una letanía de lamentos ( calor, aire acondicionado, sonorización, what the fuck!) , objeciones y ridiculos matices técnicos, que no interesan a nadie. En estos tiempos de recuperación y desentumecimiento. Hay que subirse al escenario, gritar algún improperio y saltar. Sin que importe otra cosa. Un abrazo de los dos holigans admiradores eternamente del talento desproporcionado de pumuky.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien