Schwarz – El Sol (Madrid)

No deja de sorprender la propuesta de Schwarz. Una banda que siempre ha concentrado sus esfuerzos en hacer pasar al pop, al rock y a la psicodelia a través de su delicado mundo de distorsión y ruido. Un apasionante universo en el que no hay ningún adorno. Todo lo que está, desde las capas de guitarra hasta el mínimo destello de sintetizador e incluso de theremin, sirve al objetivo principal: crear la textura sonora deseada.

La sala El Sol estaba prácticamente vacía (cuarenta y pocas personas) para recibir a un grupo que traía bajo el brazo su último disco Heavengazers (07). La ya dilatada carrera de la banda que lidera el tímido Alfonso Alfonso (comenzaron allá por 1998), contrasta con el poco poder de convocatoria que el trío murciano posee en Madrid. Da la sensación de que el trabajo de estos artistas se ha convertido más en un objeto de culto para músicos y periodistas que para el público indie en general.

Los Joy Division se escapaban a hurtadillas de los altavoces de un garito en el que el ambiente empezaba a ser propicio para exponerse al mazazo sonoro. Poca luz, poca gente, una pantalla gigante en la que se comenzaban a intuir las proyecciones que después vendrían y un escenario cubierto por los aparatos con los que trabajan el sonido estos tres músicos (el curioso theremin, pedales de todo tipo y guitarras, un Moog, batería…)

“Our Plan To Conquer de World” y “Sound Of Confucio” fueron lo mejor en escena. El sonido de Schwarz se hace gigante en directo. Sobrecoge, impresiona e incluso sugestiona por el entramado de efectos con el que tratan la materia prima que sale de sus instrumentos; esto, junto a los cambios de intensidad y la melancolía que rezuman las armonías que ponen en juego, hacen de su música algo atractivo.

¿Han flotado alguna vez en el interior de una nave espacial por la ausencia de gravedad?, quizás esto es, a veces, Schwarz. ¿Recuerdan Lost In Translation (03) de Sofia Coppola?, pues algunas de las sensaciones y atmósferas de esa película están aquí, en Heavengazers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.