The Cure – Seventeen Seconds (Deluxe Edition) (Universal)

Hace pocas fechas, coincidiendo con la edición de Three Imaginary Boys (Deluxe Edition) os hablábamos de cómo, coincidiendo con el 25 aniversario de la banda, Robert Smith había decidido reeditar sus discos en versiones ampliadas en las que aparte del original se incluyera alguna que otra pieza extra para gozo de los coleccionistas. El caso es que poco a poco iremos analizando cada una de ellas y hoy, cronológicamente hemos elegido Seventeen Seconds (80), un disco del que sobra todo comentario para cualquier fan de la banda que se precie. Un álbum con el que por el entonces trío se convertía en cuarteto con la inclusión de Matt Hartley a los teclados y en el cual, el bajista original de la formación (Michael Dempsey) era sustituido por el hasta la fecha imprescindible Simon Gallup, como complemento a los titulares Robert Smith (voz y guitarra) y Lol Tolhurst (batería).

Podríamos decir que Seventeen Seconds marca un punto de inflexión en la carrera del grupo. Con él llegan las atmósferas, los pasajes claustrofóbicos y sobre todo, piezas para el recuerdo como la excelsa “A Forest”, el pop melancólico de “Play For Today” y “M” o las cadencias de “In Your House”, “Secrets” y “Seventeen Seconds”. A partir de este disco y durante los dos siguientes, la densidad y el rock oscuro se apodera de la banda y a pesar de los jugueteos posteriores con el pop más comercial, sus ambientes les acompañarán hasta nuestros días.

Si nos centramos en los extras, sin duda los de este disco son los que más flojean de los cuatro reeditados hasta la fecha. Quizá destacaríamos la inclusión del single para coleccionistas “I’m A Cult Hero/I Dig You”, grabado en 1980 junto a varios músicos de Crawley y con el cartero local Frank Bell a las voces, la versión alternativa de “Three” o las demos caseras de “Secrets” y “Another Journey By Train”, (eso sí, con un sonido bastante deficiente). Del resto poco que decir, pues las tomas en directo incluidas o bien las conocíamos de Curiosity Killed The Cat (84), o tienen un sonido tan malo que podrían hacer gracia quizá en una primera escucha.

Sr. Smith, si hace poco que ha publicado sus caras B, carece de temas inéditos y desea recuperar algún tema en vivo, le recomiendo que para siguientes reediciones consulte a sus fans más acérrimos. Le garantizo que le proveerán encantados de multitud de piratas -de cada una de sus giras- con un sonido que usted jamás se imaginaría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.