The Lirium – To Burn The Candle At Both Ends (Discosamordiscos)

Mucho ha llovido ya desde la publicación de Social Spiral, editado en el 2001 por Astro Records, y pocas noticias se habían tenido de los asturianos. Por entonces practicaban un rock-noise repleto de influencias (algunas muy obvias), y aunque sus directrices parecen no haber cambiado mucho, este disco es, si cabe, más rico que su predecesor.

Casi dos años separan la grabación de la edición de este cd, e ignoro cual será el estado de la banda actualmente, pero es ciertamente envidiable la buena forma y las buenas maneras que demuestran en este disco.

Quizás no hayan conseguido quitarse de encima la influencia clara y directa de Sonic Youth, y el sonido de este disco recuerda mucho en concreto al Daydream Nation de los de NY. Este comentario no debiera suponer ningún reproche al grupo, ya que una vez superado ese hecho, todos los demás aspectos a comentar son totalmente positivos.

La apertura del disco, con un tema sin titular que se desenvuelve con una guitarra acústica pausada, advierte poco de la descarga sónica que viene a continuación: “Pets Revelation”, con una melodia de voz entre los citados Sonic Youth y El Inquilino Comunista, “The begining of the end” donde se acercan más a los esquemas pop y recuerdan ligeramente a Beef, la rabiosa “Robert and Gomy”, la lisérgica “Social Spiral”, la acelerada “Ignorant Wise”… dan paso al corte más relajado del cd, “Colajet-Set”, una pieza algo más arriesgada de lo habitual, pero que confirma que los asturianos usan la misma afinación de guitarra que los jóvenes sónicos. “Storm” sigue en la línea trazada por el anterior corte, algo más pausada. Culmina con un último tema de cerca de 17 minutos, donde el abanico sonoro se amplía y podríamos añadir a Spacemen 3 y el postrock de los primeros Mogwai.

En definitiva, no sabría determinar (ni considero que sea mi tarea) si es positivo o es negativo que las influencias (tanto compositivamente como en afinidad de sonido) de The Lirium sean tan obvias, y es muy fácil que en algunos trozos te puedan recordar a muchas otras bandas, pero sí puedo afirmar que sí que tiene riesgo este disco, ya que aunque la fórmula no sea suya, la experimentación está presente, y el resultado, las canciones, que es en realidad lo que cuenta, son valedoras de todas mis alabanzas.

De hecho, hacía mucho tiempo que no escuchaba un disco de noise, de guitarras… tan bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.