The Streets – The hardest way to make an easy living (Atlantic)

Si el primer test lo saldó con clase y soltura en 2004 con A grand don´t come for free, en éste segundo examen el resultado no es tan fructífero. Donde más se resiente The hardest way to make an easy living no es en la ausencia de algún single o hit potencial, sino en una cierta mediocridad en algunas de sus canciones.

Una de las facetas más brillantes de Mike Skinner desde su début con el single “Has it come to this?” es la mezcla perfecta entre texto y música, entre mensaje y vía de expresión, formando un conjunto no sólo de calidad sino capaz de transmitir casi a la perfección los sentimientos que evocan los textos del de Birmingham. Así lo demostraron “Dry your eyes”, done nos cuenta, a través de la melancolía y la tristeza, como se rompe una relación; “Stay positive” nos obliga a mantener una actitud positiva pese a la infinidad de trabas que encontramos en un camino trágico y repetitivo; “Blinded by the lights” nos sumerge en el típico ambiente intoxicado/drogado de una noche de fiesta. Esa capacidad para evocar situaciones y sentimientos urbanos tan comunes a gran cantidad de jóvenes de manera tan original lo han convertido en todo un working class hero en su país.

El cambio radical en su vida con la aceptación y asentamiento de ese círculo vicioso de éxito, fama, lujos y vicios es la continua inspiración de los textos del tercer disco del británico. El tema que da nombre al álbum, “The hardest way to make an easy living”, nos da pistas sobre ello: el vértigo de las grandes sumas monetarias (“The safest way to double your money is to fold it in your pocket”), la presión mediática (“camera-phones. How the hell am I supposed to be able to do a line in front of complete strangers / When I know they’ve all got cameras?”). Todo ello conducido con un regusto musical del clásico de los Animals “The house of the rising sun”. También nos cuenta lo difícil que sigue siendo ligar ahora, en su nuevo status social (“So when you try to pull a girl / Who is also famous too / It feels just like when you wasn’t famous”) en el single “When you wasn´t famous”, el tema más divertido y bailable y posiblemente el mejor del disco.
En cuanto a la producción se observa una mayor contundencia y minimalismo melódico en los temas.

Teniendo en cuenta el currículo del británico y la concepción de este su tercer largo, no se sabe si está tratando de interpretar a un nuevo Skinner intoxicado con la fama, o es que quizás estemos demasiado enamorados tanto de la humildad y el humor como del nivel musical que mostraban sus dos largos anteriores.

De todas formas, The hardest way to make an easy living supone un bajón creativo con sus pequeñas perlas. Sin embargo, guardaremos la esperanza para futuros trabajos del británico, y más con un pasado creativo como el de Mike.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.