The Sunday Drivers – Tiny Telephone (Mushroom Pillow)

Los Sunday Drivers acometen su tercer disco sobrados de confianza y seguridad. No parece que la presión que ejerce el éxito de su anterior trabajo (Little Heart Attacks) haya afectado en absoluto el rumbo de los toledanos. Tiny Telephone, que toma el nombre de los estudios de San Francisco donde se grabó, arranca con “Rainbows of colours”: versos delicados y pinceladas de americana que tras apenas una estrofa derivan en un majestuoso y largo tramo instrumental que establece las normas del nuevo álbum.

Melodías y estribillos, por supuesto, pero sin caer nunca en un exceso de ligereza o indulgencia. The Sunday Drivers se apoyan más que nunca en un sonido clásico, limpio y directo, en una base rítmica impecable que hace de la coherencia y la credibilidad las mejores virtudes del disco junto con, por supuesto, las melodías y los estribillos. Por ejemplo los de “Do it” y “Paranoid”, dos singles redondos. Y luego están temas teóricamente secundarios como “She” o “Little chat”, por los cuales suspiraría cualquiera de esas bandas anglosajonas que se desfondan tras el segundo disco.

Canciones como “Day in day out” ratifican que, por mucho que teloneasen a Wilco, los toledanos se dedican por encima de todo al pop británico en su acepción más tradicional. Pero la principal verdad que nos trae Tiny Telephone es que The Sunday Drivers se sienten más cómodos que nunca sonando como The Sunday Drivers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.