The Unfinished Sympathy

“Rock for food” es más retorcido e inaccesible, aunque acaba diciéndote muchas más cosas que “Investment”

Tercer lp en poco más de tres años. Cómo valoráis el camino recorrido hasta ahora?

Tres años en las que nos han pasado cosas que nunca nos pudiéramos imaginar con el grupo. Hemos hecho tres discos de los que estamos orgullosos por igual y centenares de conciertos en mil sitios distintos viviendo todo tipo de aventuras. Para nosotros mismos, tres años insuperables.

El concepto del rock como un trabajo más está muy bien, pero realmente es posible en este país? Merece la pena darlo TODO para justo sobrevivir?

Nunca hemos hecho las cosas esperando mucho a cambio, más allá de tener la sensación de que se nos valora y respeta por lo que hacemos y como lo hacemos. Se puede sobrevivir si tienes la suerte de gustar a un determinado público y que eso te permita tocar mucho. A partir de ahí, nosotros hemos llegado a un punto de cierta comodidad, que nos permite pagar alquileres y gastos de facturas y comidas. Si quieres más, tienes que tener otra cosa.

Algunos hablan de TUS como una banda de emo. Yo no estoy de acuerdo. Tenéis algo del estilo?

Emo viene de emocore, y emocore, en un sentido originario del término, son grupos más parecidos a Standstill del “Ionic Spell” o más en la línea de Sunny Day Real Estate del “Diary”. Algunos acordes, maneras de tocar y la búsqueda de la intensidad es lo que nos acerca al emo, aunque creo que nos parecemos más a Toto o a Asia que a esos grupos.

Diferencias principales entre el nuevo lp y el anterior q es realmente excelente. Qué tiene “Rock for food” que no tenga el segundo disco?

Tiene, fundamentalmente, más atmósfera. “An lnvestment in logistics” era directo y monolítico; “Rock for food” es más retorcido e inaccesible a primera escucha, aunque acaba diciéndote muchas más cosas que Investment.

Cuál fue la aportación de vuestro bajista Xavi Navarro a la producción
del disco? Cómo fue el trabajo junto a Santi García?

La producción ha ido a cargo de los dos por un igual. Tienen puntos de vista comunes en la mayoría de casos (por eso fueron maestro y discípulo), y actualmente el éxito de su trabajo reside, a parte de sus respectivos talentos, en lo complementario de sus caracteres, una combinación justa de frescura y experiencia.

Hasta qué punto creéis que puede ayudar el aparecer en una publicación
como Mondo Sonoro como el mejor lp nacional 2003 a catapultaros al “estrellato indie”?

Yo no creo en el estrellato indie. Hay un estrellato que es el del rock and roll al que pertenecen Kiss y Guns ‘n Roses. El resto son cosas súper útiles para trabajar, para encontrar bolos, para vender un poquito más de discos. El hecho de ser indie significa que de triunfar, poca cosa, al menos según lo que todo el mundo entiende como “triunfar” en el rock.

Retomando el tema del rock como oficio. De qué forma os motiváis para
afrontar de la mejor forma la cadena que es grabar-girar-ensayar-grabar-girar-ensayar…?

No hace falta motivación. No conozco ningún trabajo más divertido que este. Es más bien una necesidad casi ancestral; llevamos media vida escaqueándonos del mundo “real” para cerrarnos en nuestro cuarto a tocar la guitarra o yendo al local de ensayo en lugar de ir a clase. Yo llevo desde los 14 años ensayando y haciendo canciones, el hábito ya es vicio…

Dime 3 palabras que definan lo que actualmente es TUS. Propongo una, “vitalismo”.

Qué bonito! No se me ocurre ninguna mejor…

Seguramente uno de vuestros grandes valores es que tanto los discos
como los directos obtienen una nota alta. Digamos que no cojean ninguno
de los dos. Cuántos bolos tenéis previstos hacer en los próximos meses?
Seguro que vuestra agencia de management estará haciendo un buen trabajo al respecto.

Sí, tenemos casi todos los fines de semana llenos desde octubre a enero, y después la cosa continuará hasta la primavera, cuando ya nos iremos a Alemania, Francia y Inglaterra si todo va bien.

“Elevenem” está dedicada al 11-M. Háblanos, por favor, sobre lo que
opináis al respecto.

A parte de todas las cosas malas que nos dice un acontecimiento así del ser humano por su maldad y mala leche, también se puso de manifiesto la falsedad de la compasión humana. Nos pasamos el día viendo cientos de muertes en la tele y sólo cuando nos tocan de cerca reaccionamos. Para mí hacer un minuto de silencio por las víctimas del 11-M, en un mundo en que todos sabemos lo que pasa más allá de nuestras fronteras, es una falta de respeto para, precisamente aquello que pasa fuera de nuestras fronteras. Si yo no sé que en Irak no hay muertos, como pasaba en el mundo antes de que hubiera televisión o radio -o sea hace dos días-, entiendo hacer un minuto de silencio por las 200 personas muertas. Pero me parece inmoral hacer un minuto de silencio por los muertos de Madrid y no hacerlo cada día por los de Irak, Etiopía o Indonesia. A no ser que alguien me diga que un muerto español tiene más importancia que uno iraquí. Aunque en ese caso tendría un problema con esa persona. No se puede tener compasión solo por tus compatriotas. Eso significa que lo que tienes es miedo, y que la compasión es falsa, o al menos, inacabada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.