The Unfinished Sympathy

Tocar nunca es rutinario

Considero que Unfinished Sympathy es una de las más destacadas formaciones de rock de este país. Los barceloneses presentan ahora su cuarto largo, We Push, You Pull y no perdemos la oportunidad de charlar con Eric Fuentes (voz y guitarra). Tras algunos cambios importantes, la banda que más crecido en los últimos años, se sigue mostrando firme, segura de sí misma, y decidida a no descolgarse un ápice de unas posiciones que se han ganado merecidamente.

¿Cómo marcha el objetivo «Rock for food»?

No me quejo, he estado comiendo del grupo durante el año y pico en que hemos estado tocándolo en directo, y el año siguiente comiendo de conciertos en solitario mientras el grupo tomaba un respiro. Eso sí, food del Lidl 🙂

¿De qué forma os ha afectado la baja de Xavi Navarro y el cambio de sello?

Ambas cosas han repercutido directamente en el buen estado de ánimo del grupo actual, ya que siempre que trabajas con gente nueva (ya sea el caso de Iban Puigfel, bajista, Joan Colomo, teclados y voces en directo, o el de la gente de Subterfuge) se renuevan las ilusiones. Siempre tendrás la aspiración de conectar con esa persona nueva y compartir nuevas aventuras, y eso llena de vida. Lo que más feliz o infeliz puede hacer a una persona es su relación con los demás, no crees? Y en estos casos la voluntad de que haya felicidad es común.

¿Oriol, Pablo y tú estáis más unidos que nunca a la hora de componer y dirigir el grupo o es una sensación errónea que tengo?

Cierto, éste ha sido el equipo de trabajo fundamental para crear el disco, aunque a estas alturas la unión ya es ampliable a Iban.

Hablemos de posibilidades reales. ¿Cuánto más puede crecer TUS? Y, sobre todo, ¿cuánto más le puede ayudar Subterfuge a hacerlo con respecto a Bcore?

Unfinished quiere crecer de una manera sostenible para llegar al objetivo de que sea un buen curro con un buen sueldo para sus integrantes. Para ello Subterfuge tiene una infraestructura que puede hacer de un grupo como nosotros algo minimamente rentable sin cambiar un ápice de la música que queremos hacer y de como queremos darla a conocer. Aunque lo más importante no es el objetivo sino lo bien que lo estamos pasando en el camino.

«Rock For Food» fue un disco más calmado/pop que su predecesor y «We Push…» lo es más que «Rock…» ¿Hasta qué punto estáis experimentando u os pide el cuerpo menos caña? ¿Has escuchado mucho pop últimamente?

Mi padre siempre había ido a conciertos de rock, desde los 60, y en los 80 había incluso ido a ver La Polla Records. Pero un día fue conmigo a un concierto de White Zombie y tuvo que salir de la sala porque el cuerpo no resistía. Desde entonces escucha New Age. Seguro que hay un factor fisiológico en ello. También para variar y probar nuevas maneras de vestir nuestras canciones. Siempre hemos escuchado pop, Iron Maiden es un grupo de pop.

No me creo lo de que esto forma parte de la búsqueda de vuestro lugar, ya sabes…

Pues ha habido diversas revelaciones en las vidas de los integrantes del grupo, en el seno de éste, que nos han puesto en nuestro lugar…

Explícanos, por favor, una frase que he leído en otro medio. «Rock For Food es un disco de Parchís comparado con éste».

Radiohead es denso, Fear Factory es denso, Hombres G es ligero, Parchís es ligero. A eso me refiero. En Rock For Food hay más huecos, más aire, más mousse, y en We Push You Pull hay concentración, obsesión, circuitos.

¿Sinceramente, no crees que este disco puede decepcionar a gente que disfrutó con el anterior?

Sí, eso nos pasó después del primer disco, hay gente que dice que es el mejor. Y gente que dice que lo es el segundo, o el tercero. No sé qué porcentaje de gente opinará que We Push You Pull no es mejor a lo anterior, pero la cantidad de gente que opine será superior. Y un grupo que saca discos se tiene para comunicarse con la gente, no con «poca gente».

Eric, véndenos las virtudes de este disco. Intenta ser objetivo y dime por qué crees que «We Push…» es superior a los dos anteriores. Creo que el nuevo lp requiere bastantes más escuchas que el segundo y tercero, no es tan inmediato…

Porque si unos tíos han hecho un disco que te parece bueno Rock For Food, con cuatro neuronas hábiles, ahora que han utilizado el doble para hacer We Push You Pull, el resultado no te va a defraudar, aunque te cueste digerir la sobredosis de información que te proporciona cada segundo del disco.

«First girl I kissed is dead» y «Dance she came» son ejemplos de un estilo que no habíais realizado hasta ahora. ¿Puede influir, entre otras muchas cosas, tu «carrera» en solitario?

Sí, precisamente «First girl…» tiene un origen electrónico y «Dance…» un origen folk, que son algunos de los nuevos campos (para nosotros) que hemos explorado, yo en particular en mi actividad en solitario, Oriol desde sus vivencias profesionales en festivales de hip hop y electrónica, pablo desde su estudio de las producciones mainstream que le fascinan (y al resto también), etc… Santi Garcia también ha tenido mucho que ver en que todo suene más nuevo a la vez que conocido, una extraña combinación de familiaridad y experimentación que me parece el mayor logro de este disco.

¿Qué opinas de la opción que ha tomado Standstill por la autoedición?

Muy valiente, pero es que Standstill te gustarán o no, los entenderás más o menos, pero son, sin duda, el grupo con más cojones de este país.

En breve afrontaréis una nueva gira. ¿Hay ganas o comienza a convertirse en una rutina laboral? ¿Saldréis al extranjero?

Tocar nunca es rutinario, cada concierto es una experiencia nueva y una ilusión. No saldremos al extranjero antes de primavera porque el invierno es muy duro en Centroeuropa y ya lo hemos sufrido en nuestras carnes demasiadas veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien