The Wildhearts – The Wildhearts (Cargo Records/PopStock!) )

The Wildhearts han sufrido una carrera accidentada desde sus inicios a comienzos de los 90’s: excesos de drogas, disoluciones, reuniones, experimentos imposibles –ese disco pseudoindustrial –P.H.U.Q.-… y, cómo no, todo ello orquestado por su carismático y excéntrico líder Ginger. Este hombre es el alma de una banda de auténtica devoción en Japón y rara avis dentro del panorama europeo, más si cabe en estos días de hypes y modernices sin fuste.

The Wildhearts, el disco, devuelve al combo con los tics de siempre: dosis de hard rock y metal de estadio al servicio de riffs demoledores y estribillos épicos en pos de una apuesta que suena en todo momento faraónica. El arranque con “Rooting for the bad guy”, nueve minutos trepidantes, resume a la perfección lo dicho; su endurecido y agresivo inicio desconcierta, pero encuentra sentido en su estribillo hímnico –como todos los de The Wildhearts– y los desarrollos de guitarras, que, junto a los de “Slaughtered Authors”, forman los cortes más inspirados de este trabajo.

Su bubblegum metal se expande en el single “The Sweetest song” junto a unos fraseados casi hip-hoperos inéditos hasta la fecha. Pura sintonía de anime. Pese al esquema reiterativo de los temas, “The hard way” y “Bi-polar baby” aparecen como dos bazas ganadoras que muestran el formidable estado de forma de los renovados Wildhearts.

Aún con el recuerdo de su enérgico show en el Azkena Rock Festival, les recomiendo su escucha, si bien no conseguirán ligar ni la mitad que con sus conversaciones en torno a Battles o Micah P. Hinson

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.