Tote King – Música para enfermos (Superego/Yo gano)

Conocido por el público de todo el país a través de su celebrado disco Tu madre es una foca, junto con su hermano Shotta, Tote King da otro paso adelante dentro del hip hop español. Paladín de un verbo hinchado de referencias cinematográficas y literarias, usadas para la ocasión a la manera de Los Simpsons, este MC sevillano puede presumir de ser diferente del resto, por diversas razones.

La primera y la más evidente, es su desvinculación total de la escena pseudo-gangsta y maleducada que surge, también, en este país. Con él y algunos otros, empieza una senda esperanzadora para el hip hop: la del “hardcore de universidad”. Cual Chomsky de la rima en castellano, Tote King desgrana, desde una perspectiva tan ácida como académica, no ya lo que vé en su barrio, sino lo que vé en su sociedad. Por fín llega pisando fuerte un hip hop que sabe hablar en serio de la sociedad. Ha estado escondido, pero ahora surje, en boca de no pocos grupos.

Tote King, sin embargo, no presume de cultura. Sus referentes hablan por sí solos, transparentándose en unas letra repletas de comentarios sarcásticos. La herramienta del sentido del humor es otra de las constantes en este Música para enfermos. Básica para el desarrollo de la originialidad. El Betis, el Sevilla, la Virgen del Rocío, el “american way of life” y demás tópicazos en los que tantos sevillanos (y españoles) caen, son aquí demolidos con argumentos hilarantes e ingeniosos. Tote King pone en un espejo ante lo grotesco; él mismo se pone, a través de su cotidianeidad, en el centro de sus propias ironías, lo cual es toda una novedad. Casi podríamos decir que, genéricamente, pone un espejo ante la falta de educación y de conocimientos. Y lo hace con genialidad, puesto que le acompañan unas bases sencillamente brutales. De nuevo el mismo comentario acerca de las bases hip hop. Pero es obligado volver a exaltar las bases de los Griffi, Big Hozone, Zonah, Frank T o Juan Profundo. Temas como “Cheik, Cheik”, “Suenan las Alarmas” o “Matemáticas” son otra oda a la imaginación. Auténticas potencias sonoras elevadas al máximo, que incitan al baile más desenfrenado. Para vaciarse por dentro, sin duda.

Tote King, en suma, representa el advenimiento del hip hop mejor informado. No es aleccionador, sino que incita a pensar, a solucionar cosas. Un MC de nivel internacional, rodeado de DJ’s y productores que, ahora sí, abren su mente, alejándose de ciertos purismos emitidos por televisiones y anuncios. Un disco agresivo, con forma y con mucho contenido. Desde la portada –toda una crítica a la violencia por la violencia que define nuestra sociedad, y que nos deja perplejos a los que pensamos- al último beat. Escúchenlo con atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.