Toteking + Bombony Montana y E.L.Aitor – Teatro de Las Esquinas (Zaragoza)

Llego a un Teatro de Las Esquinas a medio llenar. El público sabe que hay teloneros y, seamos sinceros, en esta ciudad hace falta algo de ganas por apoyar lo nuestro. Siempre nos ha pasado, y en el mundo del rap especialmente. Comentarios aparte, quiero destacar la gran labor de E.L.Aitor y Bombony Montana que, junto con Ciengrados a los platos, se encargan de caldear un ambiente que,  como ya he dicho, comienza muy desinflado.
E.L.Aitor hace un guiño a los grafitteros de la zona y suena “Graffiti”, para mi uno de los mejores temas de la noche. Me coloco en la parte de atrás. Justo en el centro. Porque el flamante nuevo álbum de Bombony y Aitor ha de escucharse como merece. Milimetricks es un discazo, y eso se corrobora en escenario. Por no hablar del merecido repaso a la carrera de Huellas de Barro, junto con colaboraciones como la de Simple o Serón de Yonkos Team. El público se viene arriba con estos temazos, ya clásicos del rap zaragozano. (Y es que si no llega a ser así, servidora pierde la fé en esto del todo todito).
Termina el show de los maños con otra colaboración en pack que, esta vez, llega algo atropellada, pero llega, (el camerino hace mucho daño). Xtragos, (integrante de Grossomodo), Maestro Raro y Ossian, (antiguos integrantes de Kung Flow, hoy en día con proyectos en solitario y en común), saltan al escenario y terminan un show enérgico y cercano.
Aparecen Toteking, su hermano Shotta y Dj Nexxa ante un aforo todavía a medio llenar y un público alegre, pero que no acaba de arrancarse y nos recuerdan su última visita “¿Hace unos 6 años?”. No. Un fan les recuerda a grito pelado su último paso por Zaragoza: “¡Zaragoza Ciudad!. Esa es toda la expresión de ánimo que se oirá durante las restantes 2 horas de concierto.
Toteking se consolida con este show como uno de los referentes en la escena española. Temas como “CrossFit”, “Robocordones” calientan al público. La sala se va llenando. Que sí. Que parece que la gente aún se mueve algo. Corean los clásicos: “Ni de ellos, ni de ellas” o “Sangre y sudor” y una “Botines” algo tuneada sobre el sampleo del muy trillado “Jump Around”.
Personalmente, nada que destacar desde que lo vi en ese Zaragoza Ciudad, de no ser por los temas nuevos.
Con “Hardcore” los sevillanos se dirigen a nosotros proponiéndonos un tema que quizá nos guste más. El público sigue frío. Algunos problemas con sonido no hacen fácil la labor de los andaluces, que se quejan en alguna ocasión de que no se escuchan y están haciendo lo que pueden. El punto tranquilo y romanticón lo pone Shotta, o como ellos lo llaman, el canijo. Suena “Felicidad” y he de decir que alguna lagrimilla me asoma. Bonita letra.
En definitiva, un Toteking sobrado de tablas que, a pesar de un público que no acompañaba más que por momentos y según por qué zonas del Teatro, consiguió su notable. Me quedo con la opinión de algunos asistentes que sí lo dieron todo: un repaso por toda una carrera que les dejó sin aliento.
No hicieron falta bises. ¿Para qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.