Velvet Revolver – Contraband (RCA Records)

Era 29 de abril de 2002 cuando en el homenaje a Randy Castillo, batería de Ozzy Osborne y Motley Crue, fallecido en marzo Slash, McKagan y Sorum salían al escenario junto a Josh Todd como Buck N’ Roses. Pero fue en abril de 2003 tras diversas audiciones y con la incorporación definitiva de Scott Weiland cuando nacieron Velvet Revolver .

Formado por Scott Weiland (ex-cantante de Stone Temple Pilots), Dave Kushner (guitarra de Wasted Youth), y los tres ex-Guns N’ Roses Slash, Duff McKagan y Matt Sorum acaba de publicar, tras un pequeño retraso debido a los problemas de Weiland con la justicia, “Contraband” todo un manual de rock n’ roll.

“Sucker Train Blues” y “Do it for the kids” abren el disco y definen lo que nos vamos a encontrar en el resto del trabajo de Velvet Revolver, riffs contundentes y punzantes, la voz característica de Weiland, los solos de Slash que muchos ya echábamos de menos y un sonido propio que, aunque no aporta sorpresas, da cierta personalidad a la banda.

Si bien la fórmula se repite, el cantante de uno de los mejores grupos de grunge con el resto de una banda de esas que llenan estadios, arrastran masas y venden discos a miles como ya hicieran el año pasado Audioslave (Chris Cornell más Rage Against the Machine) el resultado esta vez es mucho más rockero, una mezcla casi perfecta entre Stone Temple Pilots y Guns N’ Roses por ese orden ya que las composiciones se han puesto al servicio y registros de Weiland.

El resto del disco está lleno de contundencia hard-rock mezclada con las influencias grunde de Weiland en temas como “Illegal i song”, donde se observa a un Sorum pletórico, “Spectacle” con un riff inequívocamente al puro estilo Guns N’ Roses un estribillo pegadizo y con solo de guitarra incluido, “Slither” o “Headspace” con un brutales inicios donde el estilo y registros habituales de Scott Weiland se hacen más patentes que nunca.

También hay sitio para las baladas en “Contraband” como “Fall to pieces” que aunque no lo es, y salvando las distancias, bien se podría llamar “November Rain”, “You got no right” o la que cierra el disco “Loving the alien” quizás demasiado larga y con un riff de guitarra bajo el estribillo que recuerda al mítico riff de “Sweet child of mine”.

“Contraband” primer trabajo de Velvet Revolver es, sin ninguna duda, un muy buen disco de rock n’ roll de esos que hacen falta desde hace tiempo, pero que nadie se engañe “Appetite for Destruction” solo hay uno, así que algún fan de Guns N’ Roses podrá sentirse decepcionado. Al menos tenemos un buen disco, por que yo todavía no he podido escuchar ese fantasma que se hace llamar “Chinesse Democracy”. A principios de septiembre los tendremos de gira por nuestro país, ya que parece que al final no vienen al Azkena Rock, y podremos comprobar si, dejando de lado la absurda etiqueta mediática de “supergrupo”, su directo logra corroborar las expectativas de su primer gran disco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.