Yay – We never know how the day will end (Autoeditado)

Los madrileños Yay, con la compositora, cantante y guitarrista Hilda Hund al frente, lanzaron su disco de debut a finales del año pasado después de diversos cambios de nombre y formación. Un álbum, como la música de Yay en general, difícil de encuadrar. Sus canciones parecen beber de fuentes bastante diversas, aunque con algunas características comunes, reflejadas principalmente en una voz aguda y penetrante, unas guitarras oníricas y oscilantes, una sección rítmica que permite que los temas fluyan y naveguen como si fueran cambios de ánimo.

La cálida sencillez de “The Ballad of the Motorcycle Martyrs” convive con la desafiante “Outside”, donde se percibe la influencia de grupos de los 90 con chica al frente, en este caso concreto principalmente Garbage; el single “Cows”, con sus 2 minutos escasos de duración, atrae por su ritmo y su pegadiza melodía; el tema titular es un espacioso diálogo de instrumentos y voces en el que se puede vislumbrar la sombra de Cocteau Twins, mientras que “I didn’t throw up last night” tiene un aire de inocencia y cotidianeidad que recuerda a ciertas composiciones de The Decemberists.

Las influencias, es evidente, son variadas y en ocasiones distantes, pero Yay saben combinarlas para crear unas canciones con personalidad propia, que suenan a tantas cosas que al final acaban sonando a ellos mismos. También hay aspectos mejorables, sí, pero para ser un álbum de debut, además autoeditado, es de apreciar que hayan definido un rumbo y que lo mantengan contra viento y marea. Veremos dónde les lleva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.