Aaron Thomas – Made of Wood (Everlasting)

Aaron Thomas se ha vuelto ambicioso. Si en su disco de debut, Follow de Elephants, los temas le brotaban directamente de dentro y eran como pequeños lamentos quejicosos, para este segundo trabajo ha preferido meterse en la piel de un narrador de historias en tercera persona, trabajar a fondo las letras y dar a sus canciones un acabado más completo, un toque más profesional y un barniz incluso perfeccionista.

Para ello ha elegido como productor a Valgeir Sigurðsson, un maestro tras los mandos, y se ha ido a Reikiavik a grabar. Y allí se han cruzado en su camino nada menos que Helgi Hrafn Jónsson y Nico Muhly. Si a todo esto le sumamos que el australiano ha adquirido una gran confianza con su banda, esa que dan la práctica y las tablas, no es difícil deducir que el nuevo trabajo, Made of Wood, por fuerza iba a ser más complejo y más pulido.

Desde que empieza “Ghosts In Your Apartment” el sonido te envuelve con una calidez acogedora. Te saludan unos metales, que ya no se irán en todo el disco, y un piano sutil. Aaron Thomas ha templado y aclarado la voz y se acompaña magistralmente (aunque quizá le falte un pelín de protagonismo) por Rebecca Lander. Y en general hay un sonido ensoñador, cordial y amable, que es tónica general en todo el disco.

Un disco en el que además de haber espacio para la teatralidad y el drama (“The family tree” o “Trophy wife”), la punzante honestidad (brillante “Hotel doors”) o la ironía y el humor (“Black umbrella”), también hay espacio para singles que bordean el espacio musical que ocupan Josh Rouse (o ese pop que viene del folk que es el single “Made of wood”) o Rufus Winwright (“Ticking and tocking”). Y para decorar los temas con cellos, Wurlitzer, celeste, violines y percusiones varias. Todo medido y calculado. Y sutil, porque Thomas y Sigurðsson han querido que el protagonismo sea de la voz y la guitarra. Y por supuesto, de las melodías.

Paso de gigante de Aaron Thomas que entrega un disco minucioso, concienzudo y detallista, cargado de temas magníficos que suenan de maravilla. Menos espontáneo e ingenuo que su debut, pero desde luego mucho más compacto y, ya lo decía al principio, infinitamente más ambicioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien