Blur – Parklive (EMI)

Las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Londres fueron cuidadosamente planificadas para que destilasen un constante protagonismo musical, con un país entero presumiendo de gloriosa tradición cultural. El 12 de agosto, día en que el macro evento deportivo echaba su cierre, miles de personas se agolparon en Hyde Park para disfrutar del concierto protagonizado para la ocasión por artistas legendarios del calibre de The Specials, New Order y unos Blur que lucían como espectaculares cabezas de cartel.

Las ambiguas e incluso contradictorias declaraciones de Damon Albarn antes de la cita dejaban difusas sensaciones acerca de si en efecto ese sería el último concierto de la banda, pero de una u otra manera -y bajo el evidente pero apropiado título de Parklive (2012)- la formación ha decidido editar una actuación que se antoja ya legendaria.

Una grabación publicada inmediatamente después del acto que, lejos de depurarse a través de impersonales filtros técnicos, transmite a cambio todo el orgullo, intensidad, emoción y romanticismo de una interpretación especial y acongojante para artífices y receptores. El cuarteto británico se destapó sin condiciones ante unos seguidores vencidos de antemano, luciendo un renovado patriotismo tras aquella lejana época en la que abanderaron el ambicioso movimiento del Brit Pop logrando el consiguiente dominio de la escena musical y estilística a nivel mundial.

La voz de Albarn ha mutado desde entonces, apartándose del juvenil entusiasmo de los inicios hacia la aspereza elegante y madura cargada de personalidad que luce convencido a lo largo de las veinticinco canciones del presente álbum. Un repertorio salpicado de clásicos atemporales como la inaugural “Girls And Boys”, “Country House”, “Parklife” con la colaboración del actor Phil Daniels (mitificado por su interpretación principal en la película Quadrophenia) que ya puso voz a la versión original incluida en el elepé Parklife (1994), “Popscene”, “Sunday Sunday”, “Jubilee”, “Song 2”, “Coffee And TV”, “Beetlebum” o el absoluto baño de masas de “Tender”. Una interpretación extensa en la que también hubo espacio para piezas menos populares como “London Loves”, “Young And Lovely”, “Colin Zeal”, una fantástica “Advert”, “Trimm Trabb”, “Out Of Time” o la reciente “Under The Westway” encajando a la perfección en el set del combo.

Unos añadidos de lujo que incluyeron “Sing”, “End Of A Century”, “For Tomorrow” y la gloriosa “The Universal” echaron el cierre a un apasionante paseo por el legado atemporal de uno de los grupos más importantes exportados por Inglaterra, registrado con tal fidelidad y realismo que resulta de obligado consumo para cualquier aficionado a la música contemporánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien