Camellos (La Riviera) Madrid 13/10/22

Dentro del ciclo de conciertos Mazo Madrid, el pasado jueves  13 de octubre cerca de un millar de personas nos reunimos en La Riviera para disfrutar del concierto de Camellos. Tras la publicación de su último trabajo, Manual de Estilo (Limbo Starr, 2022), el conjunto madrileño lleva conquistando las salas y los festivales de toda la geografía española. El recital de ayer fue una prueba de fuego que superaron con creces.

Lo primero y más importante es que jugaban en casa. Sus canciones irónicas sobre Madrid cobraron una mayor fuerza. En la lírica de este cuarteto esta ciudad indie, ciudad indigente es un espacio común dentro del chovinismo mordaz que presentan. Ayer por supuesto no faltó, sino que se multiplicó. Incluso la canción que cerró el espectáculo fue “Todos los paletos fuera de Madrid” del grupo ochentero 7º Sello. Una maravilla, Isabel Díaz Ayuso  hubiera estado muy orgullosa si hubiera acudido.

El espacio seleccionado no podría haber sido mejor. Todo un paso de gigante para la carrera de este cuarteto. La Riviera no les amedrentó, al revés, les motivó. No es fácil para un grupo surgido del underground estar a punto de llenar una de las salas más grandes de la ciudad. Cogieron la oportunidad y la aprovecharon. Nos presentaron cerca de treinta canciones repartidas en dos horas de espectáculo. Muy poca gente se esperaba tal contundencia, prácticamente interpretaron toda la discografía presente en sus tres discos hasta la fecha.

A nivel general el concierto fue energético, feroz y lleno de sorpresas. Uno de esos espectáculos en los que gastas más energía que acudiendo al gimnasio. Al día siguiente tu voz parece la de Joaquín Sabina y no paras de preguntarte cómo es posible que tengas tantos moratones.

Desde el principio estábamos avisados. Pasadas las 21:00 de la noche, un cartel con el símbolo de precaución iluminó toda la sala mientras una voz no paraba de repetir durante varios minutos: Se buscan personas prudentes, responsables, trabajadoras y asustadas del peligro. Cuando nos quisimos dar cuenta los acordes de “Ejecutivo estresado” ya nos levantaron del suelo. Tras ella vinieron temas de su nuevo disco como “Peligrosamente” y Divorcio”.

Apenas habían pasado quince minutos y el primer himno de la noche sonó y además con un invitado especial, Javi Ferrara vocalista de Parquesvr. La canción “Mazo” fue todo un punto de inflexión, generó un ambiente realmente increíble nada más comenzar. Tanto el público como el grupo se engancharon desde el principio generando una comunión perfecta.

Dentro del desorden, en el buen sentido de la palabra, que se vivió ayer en La Riviera, todo estaba medido y calculado. Situaciones llamativas como la imagen del equipo de viento metal, mientras tocaban se ponían a bailar vestidos con el inconfundible chándal del grupo, un letrero al más puro estilo callejero de Madrid que ponía calle para siempre o todos y cada uno de los invitados que fueron subiendo al escenario para interpretar las canciones más reconocidas del grupo. En la canción “Gilipollas” apareció Martín Vallhonrat, bajista de Carolina Durante o en el tema “Arroz con Cosas” Joe Crepúsculo. Una fiesta colectiva de buena parte del nuevo indie español.

Generalmente, el concierto transcurría de la siguiente manera: se tocaba una estrofa y se empezaba a formar un pogo de dimensiones considerables, sonaba el estribillo y el pogo llegaba a su máxima intensidad, hostias por todas partes, puñetazos, abrazos y vuelta a empezar. Así durante casi dos horas.

Camellos La Riviera

En ciertas canciones, la intensidad era tal que en las primeras filas el pogo no terminaba de romper ya que no había espacio suficiente. Se generaba una marea de personas que se movían al unísono hacia todas direcciones. Curiosamente, nadie resultó herido, o al menos de gravedad. Toda una suerte, porque cuando el batería de Camellos, Jorge Betrán, se quitó la camiseta y se bajó a darse de leches con el público durante la canción “Tarde de Cine” La Riviera parecía un campo de batalla. Eso sí, en todo momento, el respeto y el buen rollo estaba siempre presente.

Este año, he podido acudir a conciertos de grupos como IDLES, Fontaines DC, Green Day, Incubus, Trippin You … y os puedo asegurar que ninguno de ellos llegaba a tener la intensidad del concierto de ayer de Camellos en Madrid. Cuando la canción “Becaria” sonó pensaba que La Riviera se venía abajo. Además, en directo, el sonido punk de este conjunto se engrandece.

Desde la humildad, el trabajo y el humor Camellos ha sabido construir una trayectoria envidiable, convirtiéndose en uno de los grupos más destacables de esta nueva horneada musical que estamos viviendo en España. Si eres amante de las emociones fuertes no te pierdas su siguiente concierto, no te vas a arrepentir. Eso sí, una vez que termine es más que posible que acabes con magulladuras, un pitido ensordecedor en los oídos y una sonrisa de oreja a oreja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien