Entrevista: León Benavente

“No nos censuramos en absoluto”

Han pasado 3 años desde que León Benavente publicara su álbum homónimo, un debut que plantó cara al panorama del rock nacional con algo más que canciones guitarreras y pegadizas. Ahora, este cuartero de veteranos de la música dejan atrás la etiqueta de supergrupo con la que aterrizaron y se alzan con un nombre propio. La banda de Abraham Boba, Luis Rodríguez, Eduardo Baos y César Verdú está de estreno con 2, un nuevo trabajo que engloba sonidos rock, synth pop o hits monocordes y que adelanta con pasos de gigante a su primer álbum.

Abraham y Luis, voz y guitarra del grupo, nos han hablado de la macedonia de influencias que han convergido en León Benavente, del mensaje que guardan sus letras y del futuro de sus proyectos en solitario.

Habéis alcanzado bastante reconocimiento desde el primer disco. ¿Ha habido más presión a la hora de grabar el segundo?

Sería un poco cínico decir que no teníamos la sensación de que el otro disco estaba presente. Pero creo que supimos abstraernos bastante, concentrarnos solo en hacer canciones que nos gustasen y que fuesen canciones honestas con nosotros, con el grupo. Y también tratar de alejarnos un poco de la presión que pudiéramos tener del primer disco. La respuesta es no, no hemos tenido más presión.

Escuchando 2 he notado un toque más electrónico, con un mayor peso de los sintetizadores, ¿llevabais tiempo pensándolo?

No, en realidad es lo que ha salido probando con los elementos con los que contábamos en ese momento. Lo que hicimos básicamente fue añadir algún sintetizador, quizá sea eso lo que haga parecer que el disco es más electrónico, pero a nosotros tampoco nos lo parece mucho. Nos parece un disco de rock igual.

O sea que no ha sido premeditado este giro hacia otro tipo de rock.

No, no es premeditado. Es lo que te van pidiendo las canciones, lo vas viendo también. Es lo que tiene ir probando cosas y no irte a lo que sabes hacer y a los caminos por los que ya has pasado.

También habéis metido bastante rap o fraseo en alguna canción. ¿Ha surgido por algún tipo de influencia?

Sí, obviamente nosotros funcionamos como filtro de toda la música que escuchamos y es lógico que cuando estás trabajando en un disco te influencien tanto las cosas que has escuchado toda la vida como las cosas nuevas que estás escuchando ahora. Quizá puede venir un poco por ahí.

En las letras soléis incluir referencias a la situación social actual. Por ejemplo, en “Tipo D” nombráis las tarjetas Black. ¿En algún momento os habéis cortado al escribir una canción? Habéis dicho “esto no”…

No, la verdad es que no se me ocurrió ninguna frase que no quisiese poner. No nos censuramos en absoluto.

Me llama la atención que en la nota de prensa decís que habéis elegido “Tipo D” como single porque os parecía la opción más arriesgada.

Sí, nos parecía la opción más arriesgada. La historia es que encontrar una canción que resuma un disco es siempre bastante complicado. Nosotros somos más de escuchar el disco entero y de concebir el contenido como un todo que de encontrar canciones que puedan resumir todo ese disco. Por eso, esto de los singles no lo llevamos muy bien. Pero bueno, es lógico que haya que elegir una canción para dar a conocer el disco. Así que de todas las opciones que había nos pareció que “Tipo D” era la que quizá iba a generar más controversia en algunos aspectos, pero también era una canción que nos gustaba. Ese era el motivo de por qué elegimos esa canción.

Desgranando un poco el disco, en “Aún no ha salido el sol”, decís “¿Recuerdas cuándo fue la última vez que escuchaste / a los Smith, a la Velvet o a los Can? /¿Sigues sintiendo algo así de grande? /¿Sigues sintiendo algo de verdad?” Me ha parecido que queréis decir que la gente ya no tiene el mismo interés que antes por la música.

El mismo interés por la música, no, pero sí que es verdad que yo creo que es una pregunta que nos hemos hecho todos alguna vez. Si realmente las sensaciones que teníamos cuando escuchábamos algunos discos las seguimos pudiendo tener de la misma manera, o si por el contrario se ha ido perdiendo algo por el camino que te hace disfrutarlas menos. No tiene nada que ver con la nostalgia. De todas formas, podría ser una pregunta retórica.

No sé si respecto a esto creéis que ha influido el papel que puedan tener plataformas de streaming como Spotify.

Sí que es verdad que antes todo el mundo de la música estaba rodeado de un halo más romántico y más misterioso. Cuando se compraba un disco había que disfrutarlo entero y era otra cosa. Pero yo no creo que tenga nada negativo. Las plataformas, a mí por lo menos, muchas veces me sirven de biblioteca musical. Y tener toda la música de una manera tan fácil también me parece bien.

Tenéis un montón de influencias diferentes y Agustín Fernández Mallo ha dicho literalmente que “2 es como meter en la casa de Gran Hermano al post punk, la electrónica, el krautrock y la tradición cantautora”. ¿Cuál es vuestro hilo conductor para unirlo todo?

Uf, vaya pregunta. Yo creo que en ningún momento nos paramos a pensar o a hacer una lista a ver qué es lo común, lo que nos une a nivel de influencias. Creo que la gracia de esto fue que nos juntamos personas con influencias bastante distintas y ahí sí, la propia experiencia, ir tocando, hizo que saliese un algo que yo no sabría definir, pero algo hay. Ya te digo que son bastante distintos y no te sabría decir. Más que estilos que haya que unir con un tipo de línea creo que lo que nos unió, aunque también suene un poco romántico, fue subirnos a un escenario y empezar a tocar. Incluso cuando empezamos a ensayar las canciones del primer disco ya vimos que había algo entre los cuatro que, sin hablar de la música que queríamos hacer, de influencias o de por dónde queríamos llevar el proyecto, nos pareció único, y quizá ese sea el hilo conductor de todos esos estilos e influencias.

Sí que suena romántico, sí.

Es que somos románticos.

Empezasteis con la etiqueta puesta de supergrupo para que la gente os reconociera más fácilmente, pero ya se os ha quedado pequeña porque la gran mayoría os conoce directamente por León Benavente.

Sí, esperamos que sí, que ese adjetivo pierda todo el sentido. Es lógico que al principio, para dar pistas a la gente, se utilice por parte de los medios ese adjetivo pero con el tiempo yo creo que ya ha perdido todo el sentido. No es que nos moleste, pero claro, esperemos ya que no se siga usando.

¿Y podéis compaginar León Benavente con vuestros otros proyectos? ¿Tenéis tiempo?

En este momento estamos prácticamente al 100% con León Benavente. Justo acabamos de terminar con Nacho Vegas, que ya llevábamos un tiempo. Incluso el año pasado compaginamos algunos conciertos de León Benavente con los suyos y, sobre todo, es en lo que estamos centrados. Así que los proyectos de cada uno yo creo que van a tener que esperar durante un tiempo porque ahora, como te digo, el 100% del tiempo se lo estamos dedicando a León Benavente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.