Escala 1/1: Tainted Love: una cardó la lana…

Versiones de esta canción se han ido colando en nuestras vidas aunque, asumámoslo, muchas de ellas eran versiones de la versión más conocida (que eso va por barrios generacionales). Hay que remontarse a 1964 para encontrar el embrión de “Tainted Love”. Gloria Jones interpretaba esta canción original, escrita por Edd Cobb, de The Four Preps, de fuerte impacto soul. Se editó en My Bad Boy’s Comin’ Home, de un año después, y el tema estaba muy influenciado por los sonidos adscritos a la Motown. La canción tuvo que esperar hasta los años 70 para complementar el reconocimiento más allá de Estados Unidos, decidiendo regrabarlo a mediados de esa década.

 

Soft Cell (1981): y otros ganaron la fama…

Esta versión de “Tainted Love” quizá sea la más conocida de todas. Fue exprimida con vehemencia por las radio fórmulas en los años ochenta y catapultó definitivamente a Soft Cell. El grupo tuvo que esperar cuatro años desde su primer lanzamiento para despegar del todo y fue esta propuesta la que les obsequió con un número 1. Pronto se convirtió en un himno paradigmático del synthpop, con ese sintetizador casi arcaico y con todavía algo de maquillaje impregnado en el vinilo.

 

Marilyn Manson (2002): a tiro fijo

Marilyn Manson reconocieron cierta oscuridad en una versión de pretensión industrial muy propia de Brian Warner y compañía. Como suele suceder en estos casos, la propuesta -más lenta y gritona, que no chirriante- no tuvo problemas para posicionarse cómodamente en las listas. Inicialmente se publicó en 2002 para la BSO de Not Another Teen Movie y, dado su éxito, se añadió luego como extra en The Golden Age of Grotesque. Al grupo quizá con más versiones por disco no se les podía pasar este tema…

 

Imelda May (2010): por alusiones

Si algún fenómeno medianamente popular en las décadas pasadas tenía papeletas para hacer una versión un poco parecida al “Tainted Love” de Jones esta era Imelda May. La irlandesa se descolgó con una interpretación cercana, pero suficientemente rockabilly, para su disco Mayhem. Quitando la aceleración en la cadencia vocal propia de su estilo y la preeminencia del contrabajo, es una buenísima opción sin faltar al respeto de la original. Un dato: esta es de las pocas que tuvieron cierto reconocimiento cantadas por una vocalista.

 

The Scorpions (2011): golpe de aguijón

Si un grupo como los alemanes sacan un disco de versiones como fue Comeblack, y tras los éxitos en lista que supusieron en distintas épocas las propuestas de Soft Cell y Marilyn Manson, no extraña que “Tainted Love” estuviese ahí. Ya estaban talluditos por entonces, y eso se nota en cierto conservadurismo en esta ejecución y producción llena de champú. Siendo correcta, tampoco pasará a los anales de la historia de las versiones porque, entre otras cosas, tiene rivales más efectistas.

 

Póquer de opciones

Existen miles de versiones, muchas de ellas cercanas al rockabilly, en el que pegó especialmente fuerte. Por si alguien quiere investigar, más que nada. Además, curiosamente, existe una retahíla de propuestas en castellano que intuyo no son fruto de la escucha de la original sino más bien de la teoría del ruido que ha acompañado a este tema desde que lo adaptase Soft Cell.

Dave Phillips and the Hot Rod Gang (1982). Quizá la primera versión publicada después del terremoto de la interpretación synthpop. Y, sin duda, de las pioneras que abrieron la veda en el campo del revival del rock and roll más puro.

La Unión (2000). La versión a la española por excelencia. Afirmar que fue su homenaje a Soft Cell es algo personal, pero creo que no muy errónea: versión de versión con relativo éxito en México y España para intentar volver a ver la luz.

The Living End (2004). Versión muy cañera de los australianos que supieron reinterpretar tanto la estructura musical como las opciones vocales en clave rockabilly.

Grandmagneto (2013). La selecciono como curiosidad. De los amantes del estilo disco reggae llega esta versión un tanto atípica pero que certifica que todo en esta vida es adaptable al estilo jamaicano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.