Festival In-Edit 2013. Así vivimos el festival y te contamos algunas de las películas que vimos

En el Manual del Buen Melómano, no debería falta la cita anual con el Festival Internacional de Cine Documental Musical de Barcelona Beefeater In-Edit. Marcado en rojo y preparado desde semanas antes, el In-Edit son un par de semanas para descubrir nuevos géneros y directores, conocer mejor a músicos y bandas y pasar 90 minutos por película frente a una pantalla de cine reviviendo historia de la música. Flamenco, funk, free-jazz, indie-rock, proto-punk, rumba, psicodelia, pop, blues o folk son solo algunas de las etiquetas que conforman uno de los festivales musicales más heterogéneos y encantadores del panorama actual. Estas son algunas de las películas más interesantes que vimos en la edición de 2013, así que ¡pilla las palomitas, que vamos a escuchar a música!

20 Feet from Stardom
(Morgan Neville – United States – 2013 – 87min)

Nos deslumbran durante algunos segundos en el escenario para luego pasar prácticamente al anonimato en las reseñas musicales donde la notoriedad es para el leader o la banda en general. Darlen Love, Tata Vega, Lyn Marbry, Cindy Mizelle, Marbel John y Gloria Jones nos dan su testimonio de vidas de entrega total y múltiples renuncias. Fueron las primeras coristas afroamericanas de The Blossons cuya espontaneidad y soltura transformaron radicalmente el papel hasta entonces recatado de las coristas blancas; su vitalidad e instinto les condujo a introduicir el baile más desatado como acompañamiento. Asistimos, entre otros, a los acertados comentarios del Boss y Stevie Wonder sobre las luces y sombras de estas mujeres, y como han visto evolucionar su role; cuando Bowie en Young Americans les permite por primera vez intervenir en sus textos y cuando, finalmente, Joe Cocker les da libertad creativa en sus intervenciones. Vemos como en sus trayectorias empezaron a aparecer los escollos del sistema competitivo discográfico: la edad, la obesidad, las rivalidades internas y el anhelo de una carrera en solitario. Ellas en su mayoría optaron por mantener la harmonía y luchar por la cohesión del colectivo, pero solo algunas lograron mantenerse en el plano artístico, y muchas menos consiguieron prosperar en solitario, a veces por falta de apoyo y otras, por falta de una propuesta original, que no de profesionalidad y autenticidad.

A Band Called Death
(Mark Covino, Jeff Howlett – United States – 2012 – 96min)

inedit_2013_abandcalleddeath

Detroit. Ciudad de la Motown. Años setenta. ¿Qué hacen tres hermanos negros tocando punk rock a todo trapo en casa de sus padres? Nadie lo entiende, pero los Hackney aporrean sus instrumentos y, como alguien diría más tarde, “tocan punk cuando aún no existía el punk”. Tras la muerte de su padre, deciden llamar al grupo Death. Y aquí acaba su historia: el nombre les cierra puertas y ellos se niegan a cambiarlo. Por su cuenta, graban un disco que nunca llega a ningún sitio… y pronto se dedican a otra cosa. Pero treinta años más tarde alguien encuentra ese disco en una tienda de segunda mano, lo escucha, alucina y, cómo la pólvora, su nombre corre de foro en foro, de fiesta en fiesta y de coleccionista en coleccionista, hasta que en 2009 la discográfica Drag City decide reeditarlo y reivindicar el momento de gloria que merecen estos visionarios del sonido garaje. El documental recorre la historia de la banda hasta hoy, contada por los dos hermanos supervivientes, en una historia de hermandad, superación y espiritualidad que fluye por lo altibajos de toda una vida: diversión, pérdidas, fe, amor y muerte.

Beat This! A Hip Hop History
(Dick Fontaine – United Kingdom – 1984 – 59min)

Uno de los homenajeados de esta edición del In-Edit, el británico Dick Fontaine, firma esta cinta de 1984 en que se documenta el mismo génesis del hip hop. Ambientada en un Bronx ruinoso, atenazado por la guerra de bandas callejeras, la película toma el aspecto de un videoclip friki para contar la historia de cómo las fiestas callejeras de Kool Herc, que congregan a cientos de jóvenes alrededor de unos platos, son el caldo de cultivo para la aparición del scratch, del break dance y de las rimas. También del graffitti. Y de cómo algunos jóvenes salidos de esas mismas calles, como Afrika Bambataa, Jazzy Jay o The Cold Crush Brothers, se convierten en los primeros nombres propios de un género absolutamente innovador y transversal. Gran documento histórico al que se le echa de menos, por poner alguna pega, un poco más de concreción, que a veces se pierde en favor de un formato visual original y una ambientación bastante raruna.

Downloaded
(Alex Winter – United States – 2012 – 106min)

Allá por los albores del Internet que todos conocemos, cuando solamente un puñado de chavales eran capaces de intuir el potencial de la red, Shawn Fanning, nerd y amante de la música, desarrolló un sistema para poder intercambiar archivos musicales con el resto de usuarios de la red y poder escuchar en todo momento y con un solo clic, cualquier canción que le apeteciera. Lo llamó Napster. Lo que en principio era el sueño naïf de un chaval de barrio con ansia de conocer nuevas canciones, pronto se convirtió en un éxito con 60 millones de usuarios encantados de poder disponer en su propio ordenador de un catálogo de música infinito. Y en un grano en el culo de la industria discográfica, incapaz de reaccionar ante una tecnología que les sonaba a ciencia ficción y que, temiendo perder el control del negocio, optaron por la vía más directa y (como se ha demostrado a posteriori) la menos eficaz para acabar con Napster, la judicial. Pronto, el negocio de Fanning se vino abajo, pero ya nada iba a ser lo mismo: la tecnología estaba inventada y después de Napster otros tomarían el relevo. Grandísimo documental de Alex Winter que documenta y enfrenta todas las posturas y puntos de vista de esta… hmm… ¿puedo llamarla guerra?

Mistaken for Strangers
(Tom Berninger – United States – 2013 – 75min)

inedit_2013_mistakenforstrangers

Matt Berninger decide contratar a su hermano como roadie de su banda, The National, y éste aprovecha la oportunidad para filmar un documental sobre la gira de la banda. Pero no empiecen a bostezar aún: Tom Berninger consigue darle la vuelta a la idea original y convertir lo que podría haber sido el enésimo “entre-bambalinas”-solo-apto-para-fans-muy-fans, en una divertidísima historia de la relación entre los dos hermanos. Entre el patetismo y la risa histérica, Tom consigue emocionar, poner nervioso, hacer reír y enternecer con su mezcla de freakie imaginativo y heavy desastroso, a la vez que muestra a un Matt Berninger cercano y protector y flirtea con el significado de la fama. Sorpresa mayúscula la de esta película absolutamente disfrutable, incluso aunque uno no conozca el título de ningún tema de la banda neoyorquina.

Peaches Does Herself
(Peaches – Germany – 2012 – 80min)

En 2010 y en colaboración con el HAU Theater, Merrill Beth Nisker, alias “Peaches”, y sus Sweet Machine estrenaron esta “electro-rock-opera” autobiográfica. La historia de cómo la voluntad de una cabaretera obscena sexagenaria impulsa a Merrill a emprender su carrera musical en la que reiteradamente cuestionará de forma muuuy explícita el tema de la identidad sexual y los roles de género. Transformada en un transexual, y envuelta por una atmósfera mezcla de tron y vanguardia, Peaches cae en brazos del magnífico hermafrodita Danni Daniels que finalmente la abandona, drama que remonta con toneladas de humor. Un hilo argumental algo irregular y desconcertante que intercala momentos gloriosos de irreverencia y cuestionamientos marcados por los beats de sus clásicos electroclash: Boys Wanna Be Her, Impeach my bush, The teaches of peaches y el Fuck the pain away repetido hasta la saciedad que cierra el espectáculo.

Petey & Ginger
(Ada Bligaard Søby – Denmark, United States – 2012 – 58min)

Dos existencias en una NorteAmerica profunda casi post-apocalyptica consiguen abrirse camino a horizontes más esperanzadores. Petey toma como vía de escape el post-rock noise de The Oh Sees que acompaña fantásticamente la filmación y Ginger migra a Nueva York desde West Virgina por la “vía fácil”. Harta de la inmundicia y desolación a la que le arrastran a ella y a sus compañeras los personajillos de Wall Street; Ginger decide ofrecer a los sin fe su tarot realista y su persuasión natural. Petey, es la otra cara de la moneda, un tipo extremadamente tímido al que todo le cuesta excepto si hay una guitarra de por medio, él se muda a San Francisco donde renuncia a la cultura del endeudamiento y donde encuentra refugio en su trabajo como mozo de un almacén de material porno y en su banda, que le concede momentos excepcionales durante las giras por Europa.

Teenage
(Matt Wolf – Germany, United States – 2013 – 78min)

Basada en la novela homónima de John Savage, Teenage no es un documental musical sino una narración de factura onírica del nacimiento de la generación de jóvenes que se iban a convertir en los primeros actores y consumidores de la música de masas. Un trabajo de documentación intensivo en el que imágenes de archivo de fondos de varios países (EE.UU., UK y Alemania) se intercalan con secuencias que recrean los ritos de iniciación, fiestas y toda tipo de expresiones creativas que van adoptando los sucesivos protagonistas. La revisión de un siglo en que la etapa de transición a la vida adulta se alargó y se reinventó; el documental transita desde la explotación de menores más o menos tolerada de principios de siglo al germen del hedonismo adolescente previo a Segunda Guerra Mundial cuyas expectativas se vieron transformadas en la sociedad superviviente.

The Punk Singer
(Sini Anderson – United States – 2013 – 81min)

inedit2013_ThePunkSinger

 

O la vida de Kathy Hanna, cuya determinación, energía y personalidad magnética la situaron a la cabeza del punk más auténtico y del feminismo sin compromiso. Un documental con fuerte carga emocional, y al tiempo un documento histórico sobre la génesis del movimiento riot grrl, de la mano de su fundadora. Primero en Bikini Kill, más tarde en solitario como Julie Ruin, y finalmente, como frontwoman de Le Tigre, Kathy consiguió catalizar el deseo de sus coetáneas de seguir luchando por la igualdad de sexos y participó de forma genuina de los movimientos sociales en los 90. Los testimonios de periodistas, artistas, intelectuales y feministas ilustran su actitud rebeldemente ejemplar. Con determinaciones de ese calibre siempre surgen obstáculos de igual dimensión; los momentos de soledad, las controversias con la prensa, la incomprensión y la precariedad de la vida errante, en el caso de Kathy se vieron compensadas por su preciosa historia de amor con Adam Horowitz, un Beastie Boy ironías de la vida… Tras abandonar la escena hardcore/grunge de Washington llega el salto exponencial con Le tigre, sueño que se ve truncado por la enfermedad de Lyme padecimiento del que da testimonio en el documental muy valientemente y del que logrado recuperarse para resurgir. Brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.