Hard Fi – Stars of CCTV (Atlantic)

Hard-Fi son algo así como la versión rock de The Streets: cuatro tipos corrientes de Middlesex que hablan de la vida en los suburbios londinenses: números rojos, embarazados no deseados y peregrinajes de fin de semana en búsqueda de un club decente. Cuando Mike Skinner hablaba de “sex, drugs and on the dole” se refería justamente a esto.

Richard Archer, el líder de la banda, tiene muy claro que el éxito es la única manera de salir de esa existencia gris y mundana, y por ello, según él mismo afirma, no quiere medirse con bandas indies como Razorlight o The Killers, sino que aspira a competir en popularidad con Eminem. Lástima que sus canciones no estén a la altura de su ambición. De hecho, su disco de debut, Stars Of CCTV, no puede ocultar un cierto complejo de inferioridad ante compañeros de generación más listos (Bloc Party) o más guapos (Franz Ferdinand). Y quizás por ello prefieren indagar en la tradición británica proletaria de The Clash o The Specials antes que desenterrar oscuros ídolos del post-punk.

La excepción a la regla y, sin lugar a dudas, la canción más infecciosa del disco, es la hedonista “Hard To Beat”, un himno dance-rock construido a base de guitarras certeras, falsos arreglos de cuerda y una voz lasciva: “Turn up the thermostat / I want to see you sweat / Oh yeah, girl, you’ve got something I like…”. Puro sexual healing para el siglo XXI.

La excitante primera mitad de Stars Of The CCTV incluye otros interesantes descubrimientos, como la influencia dub en “Cash Machine” o las tonalidades ligeramente siniestras de “Tied Up Too Tight”. Pero tras la desgarbada euforia del comienzo, el disco se colapsa totalmente en una segunda mitad que dilapida todos los logros anteriores entre baladas de piano post-Coldplay (“Move On Now”) e innecesarios ejercicios de credibilidad acústica, como la canción que da título al disco o “Better Do Better”, un medio tiempo en la línea de los peores Budapest.

Una auténtica pena, sobre todo teniendo en cuenta el descaro y la frescura de sus mejores canciones. Pero si Hard-Fi tienen algo que decir como presuntos portadores de la conciencia de la joven Inglaterra, deberán hacerlo mucho mejor la próxima vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.