Matt Elliott

Necesitaba llenar las canciones

Bristol, la ciudad de las brumas, ha inspirado a multitud de grupos, muchos de ellos, inscritos a aquello que se llamó el trip-hop y que, pese a quien pese, ha sido una de las últimas revoluciones creativas de la música del Siglo XX. Sin embargo, desde el principio, Matt Elliott, que por entonces prefería ser conocido como The Third Eye Foundation, ha querido desmarcarse de esa y de cualquier otra definición.
Así, mientras vecinos como Massive Attack o Alpha llevaban el espíritu de su Bristol natal a la música, él decidió enrarecer los oídos retorciendo beats y componiendo atmósferas descarnadas sin la necesidad de utilizar la voz como guía.
Ahora, por el contrario, ha decidido dar otra vuelta de tuerca más y dejar a un lado los beats justo cuando el resto del mundo ha decidido su explotación masiva. Eso sí, la radicalidad del cambio, que incluye el abandono de su anterior alias por su propio nombre, no ha dejado huérfano a The Mess We Made (lee la crítica aquí), su nuevo disco, del carisma de su autor.

Poco antes de salir al coso del Tanned Tin en Santander (el 7 de noviembre es su turno) y percibir en directo el recibimiento del público español (también lo hará el 15 en Sidecar de Barcelona y el 20 en la Sala El Sol de Madrid), Matt Elliott tuvo a bien recibir a Muzikalia en una de esas impersonales entrevistas a través de la red de redes.

En primer lugar, ¿puedes explicarnos las diferencias entre el sonido de The Third Eye Foundation y el del nuevo álbum? Y, ¿porqué te has decidido ahora a utilizar sólo tu nombre?

Creo que sólo es una forma de evolución personal y musical. La música para mí es como una especie de exploración y cuando estás aburrido de un enfoque, intentas otros. Creo que tuvo una gran influencia el hecho de usar sólo instrumentos y no depender de la tecnología.

– ¿Piensas que los periodistas han sido justos con The mess we made? ¿Te preocupa?

Gran parte de las críticas que he visto han sido muy buenas, pero quizás puedas decirme tu algo diferente. ¿Qué dicen en España?

– Realmente me hubiese encantado contestarle, pero fue imposible (cosas de las comunicaciones vía e-mail), sobre todo para decirle que a mí me parecía uno de sus mejores trabajos al nivel de You guys kill me. Lo que sí pude cuestionarle es sobre la duda que me había surgido al escuchar el disco.
No estoy seguro de si es triste o si es como si estuvieras abriendo un poco la puerta a nuevas ideas. ¿Cuál es tu opinión? ¿Quizás te ha influido tu reciente paternidad?

Realmente creo que no, pero es duro decir como te afectan las cosas.

-Es la primera vez que utilizas voces en tus canciones, ¿porqué te decidiste a hacerlo?

Creo que porque paré de enfocarlo todo a través de la batería. Necesitaba llenar las canciones y también quería escuchar voces y creo que la mayoría de la gente también. Y, ya sabes, lo han alabado.

-¿Porqué ya no usas la clase de beats que utilizabas con The Third Eye Foundation?

Porque, primero, es muy aburrido programar otra vez lo que has hecho cientos de veces. Segundo, porque nadie me ha pedido mi opinión realmente. Y, tercero, porque hay tanta gente haciendo cosas con beats que son mejores de las que yo hago…

-Creo que estás preparando ya nuevo álbum…

El próximo disco está escrito y lo grabaré en diciembre, pero no puedo decir mucho más de momento.

-¿Qué clase de música estás escuchando ahora y qué es lo que más te ha sorprendido este año?

Realmente me encanta el Blood money de Tom Waits, también el nuevo de Do make say think es fantástico. Hay algunas cosas menos conocidas como Encre y Many Fingers que me gustan, pero, por el momento, pricipalmente, escucho folk balcánico y música gitana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.