Mercury Rev – The Light In You (Bella Union)

Seamos sinceros, echábamos de menos a los Mercury Rev de siempre o al menos, a los de la etapa post David Baker, después de que llevaran años intentando reinventarse sin éxito. Snowflake Midnight (2008) fue una broma sin gracia, por no hablar del vacío instrumental Strange Attractor que nos regalaron poco después. Los jugueteos con la electrónica quedaban muy lejos de ese habitual e hipnótico estilo en el que las cuerdas tejen esas melodías oníricas que acompañan a la inconfundible voz de Jonathan Donahue.

La sombra de Deserters Songs (1998) sigue siendo muy alargada y desde entonces, han estado explorando nuevos caminos sin terminar de dar con la tecla. Han pasado siete años desde su último lanzamiento y regresan con el primer álbum que no ha contado con el reconocible toque de su compañero Dave Fridmann a los mandos, cuyas producciones para la propia banda, The Flaming Lips, The Delgados, Low y tantos otros, forman parte de la historia musical de las últimas décadas. En su lugar, la dupla Donahue/Grassoper tira del carro y nos sorprenden con The Light In You, donde vuelven a dar buena muestra de las virtudes que atesoraban y llevaban tiempo sin mostrar.

Basta con disfrutar de los primeros segundos de “The Queen of Swans” para confirmar que lo que llevaban tiempo buscando, lo tenían en casa. Una constante por la que transcurre la primera parte de este elepé plagado de fanfarrias, arpas y orquestaciones varias, que desde la personal “Amelie”, la épica “You’ve Gone With So Little For So Long” y la magia que rezuman “Central Park East” o “Autumn’s In The Air”, nos hace reencontrarnos con su reconocible estilo.

Pero el disco no solo se recrea en los lugares comunes y esperados y ahí radica otra de sus virtudes, en “Coming Up for Air” tejen una luminosa pieza que derrocha optimismo, al igual que en la efervescente “Are You Ready?” o en las dos las piezas de pop deslumbrantes del tramo final, la psicodélica “Sunflower” y “Rainy Day Record”, esa fiesta con la que cierran por todo lo alto.

Grandes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.