Niños Mutantes – Ventanas (Ernie Producciones)

Si en el panorama musical actual un año sin sacar nada es una eternidad, si nos atenemos a los tres que han tardado estos granaínos, ¿Qué sería? ¿El comienzo de los tiempos? Todo ha ido muy rápido y el plan está en que hay artistas que sacan canciones como churros sin casi ni discos, y luego otros que están cuidando más su obra y se dedican a editar, modo vinilo, el consiguiente nuevo álbum. Por eso, y tras este tramo sin ellos, retornan Niños Mutantes. Por tanto, vuelven a los escenarios; su hábitat natural. Lo hacen a lo grande con este undécimo trabajo que lleva por título Ventanas y que presenta un nuevo viraje de la muchachada.

Y lo hacen a lo grande; ni más ni menos que con cinco productores diferentes. Es un claro ejemplo de abrir las ventanas para que se vaya lo viejo y que entre lo nuevo, nunca mejor dicho, pues así se llama el disco.

Cualquiera que haya seguido un poco a Niños Mutantes sabrá que tienen unas letras muy agudas y que son conocedores de esto que llaman el negocio. Y como saben de qué van, hay que decir que han dotado ventanas de un encaje perfecto para la nueva década. Desde que se dieron a conocer con aquella primera obra producida por Paco Loco a este esta VENTANA hay un trecho.

Ventanas es el trabajo llega con un sonido más melifluo y menos guitarrero; “Un tiro en el pie es purito tropical sound. Ciertamente Niños Mutantes nos tenían acostumbrados a riffs, mucho overdrive y demasiada distorsión, pero no es el caso de la obra que nos compete. Dejan la guitarra… ¿De momento?

Pero no se preocupen ni se alteren; ya dije que continúan con sus letras punzantes y eso es un respirar tranquilos. Por ejemplo mola mucho el “Palabras para Julio”, de José Agustín Goytisolo, en la forma y en modo en que lo adaptan. “Una noche” es purito synth-pop del bueno con toques de tropicalismo psicodélico. Los primeros sones de “No una más” nos llevan al “Under the bridge” de los Red Hot Chilli Peppers, pero encara la segunda parte del track en una suerte de Bunbury´90. Juguetean en un elegante beat hawaiano en “Todo tiene un precio” y vuelven a su habitual batería marcada en “Húndete”; pero sin guitarras, ya dije que aquí no.

Así, a groso modo, tiene Ventanas cierto regusto por el pop house delicatessen. Y aunque era algo que nunca imaginaríamos; lo petan. “El examen” es un medio tempo que rasga conciencias y para “Oxígeno” nos meten de lleno en el ambiente tropical, hasta el punto de despistarnos un poco de su anterior legado. De mis preferidas, “Por el camino perdido” que retrotrae al Autobiografía de Duncan Dhu, eso sí; con algo más de noise pop. La gran duda que nos hacemos los mutanianos es; ¿Cómo plantearan el backline de álbum?

Les he escuchado decir que este disco es “malafollá tropical: mitad buen rollo y mitad mala baba lírica”. Hasta puede que tengan razón. ¿Qué no saben qué quiere decir eso? Yo os lo aclaro; la malafollá es una idiosincrasia granaína que, en ningún caso, denota mal carácter, ni mala educación, ni animadversión en particular por el interlocutor; simplemente se tiene.

Ahí os quedáis con esta obra inmensa para escuchar una y otra y otra y …en fin, algo que no dejaremos de oír en este 2020. Estoy seguro.

Escucha Niños Mutantes – Ventanas

2 comentarios sobre “Niños Mutantes – Ventanas (Ernie Producciones)

  • el 24 Marzo, 2020 a las 4:13 pm
    Permalink

    Está bien el avance musical, pero me quedo con los mutantes guitarreros. Sin así El examen y La a ausente son para quitarse el sombrero. Cómo hubieran quedado a guitarrazos?

    Respuesta
  • el 24 Marzo, 2020 a las 9:00 pm
    Permalink

    es un interesante ejercicio de estilo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!