10 años sin George Harrison. Recordamos la figura del Beatle desaparecido hace una década

Intro

Hace poco recordábamos los 20 años sin Freddie Mercury y desgraciadamente ahora toca recordar los 10 años desde que George Harrison partió. Fue el 29 de noviembre de 2001 cuando todos perdimos al músico, al segundo beatle y al personaje. Con él, también se fue una parte de muchos de nosotros que hoy revivimos con sus canciones más bellas y una selección de su trayectoria y colaboraciones.


 

George Harrison se ha ido

Los últimos años de vida de George Harrison fueron una auténtica batalla contra el cáncer que le diagnosticaron en 1997. Un año después admitió que estaba siendo tratado por cáncer en la garganta y manifestó: “Eso le recuerda a uno que cualquier cosa puede ocurrir”. Cuando finalmente aceptó que la enfermedad era irreversible, tras duros tratamientos de choque, se dedicó a grabar sus últimas canciones con la ayuda de su hijo Dhani Harrison y su colaborador y amigo Jeff Lynne. Lamentablemente, Harrison no vería finalizado Brainwashed, pero lo dejó bien encarrilado antes de morir para que lo acabaran Lyne y Dhani.

La muerte lo alcanzó a los 58 años hace ahora 10 años, el 29 de noviembre de 2001. “Abandonó este mundo como vivió: consciente de Dios, sin miedo a la muerte y en paz, rodeado de familiares y amigos”, comunicó la familia a través de una nota. “A menudo George dijo: Todo lo demás puede esperar pero la búsqueda de Dios no, y amaos los unos a los otros”, añadió el mensaje. Su esposa y su hijo agradecieron a través de un comunicado “el flujo de amor y compasión de gente de todo el mundo” que les llegó tras la muerte de Harrison.

Paul McCartney reaccionó a la noticia diciendo sentirse “hundido y muy triste” ante la muerte del que llamó: “Mi hermano pequeño”. “Sabíamos que estaba enfermo desde hacía mucho tiempo. Era un tipo adorable y un hombre muy valiente, dotado de un fantástico sentido del humor”, apuntó. Ringo Starr también expresó su pesar: “Todos echaremos de menos a Harrison por su sentido del amor, de la música y de la risa”. La viuda de John Lennon, Yoko Ono, cualificó de “mágica” la vida de Harrison y destacó su “música, su ingenio y su sabiduría”. “Gracias, George, fue grandioso conocerte”.

Un año después de su muerte fue publicado el disco Brainwashed después del trabajo realizado por Dhani y Jeff Lynne, que incluyeron voces e instrumentos en los temas del LP. Recibió muy buenas críticas y se sitúa entre los mejores álbumes de Harrison. “Any road” es la canción que abre el disco, un tema muy fresco y con una melodía preciosa acompañada de un ukelele, que tiene un espíritu 100% beatle. Brainwashed tiene rock, pop y algo de rhythm and blues, y en él tienen cabida temas animados como “Brainwashed” y los más melancólicos como las preciosas “Pisces fish”, “Rising sun” y “Stuck inside a cloud”. A pesar de la infernal enfermedad que padecía, su voz seguía firme y tan característica como siempre.

 

Justo el mismo día que se cumplía un año de la muerte de Harrison se celebró en el Royal Albert Hall un concierto en homenaje al músico y fue organizado por su viuda, Olivia, y Dhani. Participaron desde Anoushka Shankar, los Monty Python, Paul McCartney, Ringo Starr, Eric Clapton, Jeff Lynne, Tom Petty and the Heartbreakers o el hijo de Harrison. Uno de los momentos más intensos fue cuando Paul McCartney interpretó con un ukelele de forma magistral y melancólica “Something”.

 


Lo mejor de Harrison en The Beatles más allá de los clásicos

“Something”, “Taxman”, “While my guitar gently weeps” o “Here comes the sun” son las primeras canciones que se le ocurren a uno cuando se le pregunta por las mejores obras del George Harrison beatle. Nadie duda de la genialidad de estos temas, que están entre los mejores de los Fab Four a la altura de los clásicos firmados por John Lennon y Paul McCartney. La misma “Something” es considerada por muchos críticos como la mejor de The Beatles.

 

Sin embargo, más allá de estos hits quedaron para la historia otras canciones de Harrison que no tuvieron tanta repercusión. Auténticas joyas que pasaron desapercibidas en casi todos los recopilatorios. Ésta es una selección representativa de algunos de estos temas sabiendo que si se citaran todos dejaría de ser una selección.

Harrison tenía una media más o menos de una o dos canciones por álbum a partir del año 1964. En los primeros discos de The Beatles sus piezas eran muy similares a las hechas por Lennon y McCartney como el caso de “Don´t Bother Me” o “I need you”. A partir del álbum Help!, Harrison se introdujo en la cultura y la música india y ganó confianza y peso en la banda para crear un estilo muy propio y muy diferenciado de sus otros compañeros.

“Love you to” y “Within you without you”

En la etapa de Revolver, mientras McCartney cantaba “Here, there and everywhere”, Harrison dio vida a “Love you to” con sitar. Fue el inicio de una de sus mejores canciones (creo que la mejor): “Within you without you”, que quedó incluida en el disco Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band. “Con todas esas cosas hindúes en la sesera era de esperar que surgiese… Y Klaus Voorman tenía un armonio en su casa, un instrumento que nunca había tocado. Estaba tonteando con él, tocando para divertirme, cuando empezó a salir “Within you”. Primero me llegó la tonada, luego el primer verso. Surgió de lo que habíamos estado haciendo esa tarde: ´Estábamos charlando´”. “Es una de las mejores canciones de George, y una de mis favoritas entre las suyas. En esa canción supo ser claro. Tiene la mente y la música claras. Ahí está su talento innato, en que supo crear ese sonido”, dijo Lennon.

De alguna forma, Harrison con un estilo puramente indio y muy denso decidió ir más allá de lo que habían hecho The Beatles hasta el momento. El productor George Martin se entusiasmó con el tema y poder grabar tamboura, tabla, dilruba, violines, chelo y sitar. Sin embargo, “Within you without you” no tenía nada que ver con el resto del álbum y el mismo Martin admitió que no sabía donde ponerla. Harrison nos descubrió que The Beatles no empezaban ni terminaban sólo con Lennon y McCartney.

 

 

“Blue jay way” y “Only a northern song”

La psicodélica (y lisérgica) “Blue jay way” fue incluida en Magical Mistery Tour. Ya se había terminado la época de los buenos beatles y del tranquilo de Harrison. Ésta canción es una buena muestra de ello. Hasta ese momento, pocos eran los temas oscuros publicados por los Fab Four más allá de “Tomorrow never knows”. “Blue jay way” presenta al Harrison más experimental con coros y violines psicodélicos al más puro estilo “I´m the walrus”. En este mismo terreno también situaría “Only a northern song”, que se publicó en el disco de la banda sonora de Yellow Submarine.

 

“Long, long, long”

White Album de The Beatles fue una batería de canciones individuales grabadas de forma conjunta, pero que dejaron claro que la banda se estaba disgregando. Harrison contribuyó con varias obras y una de ellas es “Long, long, long”. Se ha hablado muy poco de ella, pero hay que reivindicarla. El tema del guitarrista es acústico y tranquilo, una tranquilidad que sólo se ve quebrada por los redobles tan característicos de Ringo Starr y el final de la canción. Mientras, la dulce voz de Harrison canta: “So many tears I was searching / So many tears I was wasting”. En este mismo paquete se podrían añadir otros temas como “Piggies” o “Savoy truffle” deWhite Album.

 

“I me mine”

La grabación de Let it be fue un auténtico caos y todo quedó registrado en el documental Let it be en el que podemos ver a McCartneyy Harrison discutiendo aireadamente. Fue en este contexto en el que Harrison incluyó en el disco esta canción que trata sobre un problema de ego. “I me mine” es un tema rockero con muchas guitarras eléctricas y que es un reflejo de la música que interpretará el músico después de The Beatles.


Los imprescindibles

Para acercarse a George Harrison después de su etapa en The Beatles hay unos discos que son imprescindibles y muy recomendables comenzando por su primer álbum All things must pass hasta el disco Cloud nine.

All thing must pass

All things must pass (1970)

La mejor obra posbeatle fue de George Harrison y su espléndido All things must pass. Frente a unos Beatles liderados por John Lennon y Paul McCartney, Harrison fue a la sombra acumulando temas y más temas para publicarlos en solitario. All things must pass cuenta con grandes himnos de la música con altas dosis de espiritualidad como “My sweet Lord”, “Beware of darkness”, “If not for you”, la beatle “All things must pass” y la preciosa “Ballad of Sir Frankie Crisp (Let it roll) “. En la obra mezcló esos temas más intimistas con otros más rockeros como “What is life”, “Art of dying” y “Thanks for the pepperoni”. No hay ninguna duda en que éste es el mejor álbum en solitario de Harrison. Éste fue el primer triple disco publicado y fue coproducido por Phil Spector, quien ya había colaborado con The Beatles anteriormente.

concertforgeorge

Concierto para Bangladesh (1971)

George Harrison fue capaz de unir en un mismo escenario a Eric Clapton, Bob Dylan, Billy Preston, Ravi Shankar, Leon Russell, Ringo Starr o Klaus Voormann. El concierto tuvo lugar en agosto de 1971 en el Madison Square Garden de Nueva York. ¿El motivo? El drama humano que padecía Bangladesh. Escuchar cantar a Harrison temas de The Beatles y sus recientes éxitos como “My sweet Lord” o al mismo Dylan clásicos como “A hard rain´s a-gonna fall” o “Blowin´ in the wind” tiene un valor incalculable.

cloud_nine

Cloud nine (1987)

Después de publicar Gone Troppo (1982), Harrison se apartó cinco años del entorno musical y no publicó nada hasta 1987 y regresó con el luminoso Cloud nine. Un disco contundente y optimista con preciosas canciones como “Fish on the sand”, “This is love” y la exitosa “Got my mind set on you”. Y el disco también tenía un guiño para los antiguos beatlemaníacos con la esplendida y melancólica canción: “When we was fab”.

travellingwilbur

Traveling Wilburys Vol. 1 (1988)

Un año después del exitoso Cloud nine, Harrison se encerró 10 días en el estudio con Bob Dylan, Jeff Lynne, Roy Orbison y Tom Petty y de allí surgió una histórica colaboración que dio vida al interesante y también aclamado Traveling Wilburys Vol. 1 con temas tan potentes como “Handle with care”, “Not alone any more” o “End of the line”.

George-Harrison-Living-in-the-Material-World

George Harrison: Living in the Material World, de Martin Scorsese

El documental definitivo sobre George Harrison ha venido este año de la mano del director Martin Scorsese. La imprescindible obra repasa toda la vida de Harrison con las entrevistas y comentarios de las personas que estuvieron a su lado: desde McCartney, Ringo Starr, Eric Clapton, los Monty Python o sus familiares más cercanos como su esposa Olivia y su hijo Dhani. El documental ahonda en la vida espiritual de Harrison y repasa su trayectoria en The Beatles, su carrera en solitario, sus múltiples colaboraciones, el intento de asesinato en su casa y su enfermedad y posterior muerte. Una auténtica joya.

 

 


Las colaboraciones de Harrison

George Harrison fue un músico transversal y lo demostraron las múltiples colaboraciones que llevó a cabo con distintos músicos comoEric Clapton, el mismo John Lennon o Ringo Starr, Bob Dylan, Ravi Shankar, Roy Orbison o Carl Perkins. Lennon y McCartneytambién colaboraron con otros músicos, pero nunca llegaron al nivel tan continuado en el tiempo de Harrison.

Con Ravi Shankar

Harrison introdujo el sitar en The Beatles en el tema “Norwegian Wood (This Bird Has Flown)” del álbum Rubber soul. Tras la última gira de The Beatles a mediados de 1966, Harrison estuvo en India con Ravi Shankar, quien le dio lecciones junto a un discípulo suyo.“Las caderas me estaban matando de tanto estar sentado en el suelo, así que Ravi se trajo a un maestro de yoga”, dijo George. Ambos músicos colaboraron en distintos momentos y mantuvieron una intensa amistad. Shankar fue quien le pidió a ayuda para recaudar fondos para ayudar a Bangladesh a principios de los 70. El guitarrista respondió organizando uno de los conciertos más emblemáticos de esa época con la participación de otros músicos como Eric Clapton, Bob Dylan, Ringo Starr o Billy Preston.

 

 

Con Eric Clapton

George Harrison y Eric Clapton mantuvieron una larga e intensa amistad y una estrecha relación musical, a pesar de que el segundo se terminó casando con la mujer de Harrison, Pattie Boyd. La primera persona que grabó con The Beatles en un disco fue Clapton en “While my guitar gently weeps” en White Album. Harrison decidió escribir un tema basado en lo primero que viera en un libro; abrió uno y leyó “gently weeps”. “Tratamos de grabarla”, explicó Harrison,“pero Paul y John estaban acostumbrados a grabar sólo sus canciones, por lo que a veces era difícil ponerse en serio y grabar una mía. Esa no ocurría nunca. No se tomaron en serio esa canción (…) Al día siguiente fui a Londres en coche con Eric Clapton y le pregunté: ´¿Tienes algo importante que hacer hoy?, ¿Por qué no vienes al estudio y tocas esa canción?´. Eric respondió: ´No puedo hacer eso. Nadie ha tocado un disco de The Beatles y a los otros no les gustaría´ (…)”, pero Harrison insistió. “De modo que vino. Yo dije: ´Eric va a tocar esta canción´, y fue estupendo porque eso hizo que los otros se esmeraran. Paul se sentó al piano y tocó una bonita introducción, y todos se lo tomaron más en serio”.

 

 

Con Ringo Starr

Uno de los primeros éxitos del Ringo Starr postbeatle fue “It don´t come easy” (1971). Al parecer fue Richard Starkey quien escribió el tema y Harrison quien lo produjo, a pesar de que otros críticos atribuyen “It don´t come easy” al guitarrista. Ambos beatles escribieron conjuntamente la canción “Photograph” (1973), que se convirtió en un gran éxito. A lo largo de los años después de The Beatles se les vio en múltiples ocasiones juntos en un escenario.

 

Con John Lennon

Harrison colaboró con otro ex beatle John Lennon en el famoso disco Imagine y lo hizo en la polémica “How do you sleep?”, que contiene críticas a McCartney. Lennon criticaba la relación de Paul con Linda: “Saltas en cuanto tu mamá te dice algo” o recordaba el momento en el que se rumoreó a mediados de los 60 que McCartney había muerto: “Aquellos tíos raros tenían razón cuando decían que estabas muerto”. Pero la parte más dura es cuando le dice que “lo único que hiciste fue “Yesterday””. El tema empieza con un sonido ambiental que parece sacado del Sgt. Peppers. “Entonces, Sgt. Peppers te cogió por sorpresa: Mejor que veas a través de los ojos de mamá”. Harrison pareció acatar cada uno de sus versos al ser él quien le acompañó en la guitarra.

 

 

Con Monty Python

George Harrison era un gran admirador de los humoristas Monty Python. Incluso llegó a fundar la productora cinematográfica Handmade Films para financiar La vida de Brian de finales de los 70 después que EMI se negó a financiarla días antes del inicio del rodaje.

La vinculación de Harrison con este proyecto llegó al punto que hipotecó su casa para poder pagar la película, que fue una de las más exitosas de los británicos. George incluso aparece unos segundos en ella.

 

Con Carl Perkins

Harrison participó en un especial televisivo en octubre de 1985 dedicado a Carl Perkins, quien él admiraba profundamente, y fue grabado en Limehouse Studios London. Pero no lo hizo solo sino que estuvo acompañado por Eric Clapton, Dave Edmunds, Lee Rocker, Rosanne Cash y Ringo Starr. Perkins tocó 16 temas con dos bises en una actuación que recibió muy buenas críticas y que fue muy especial para el músico.

 

 

Con Traveling Wilburys

Bob Dylan, Jeff Lynne, Roy Orbison, Tom Petty y George Harrison se juntaron en 1988 para grabar el tema “Handle with care” (Harrison) en el estudio de Dylan. Lo que tenía que ser una sesión informal para grabar un tema se convirtió en creación de un disco elaborado en diez días con piezas tan interesantes como “End of the line”. La banda se llamó The Traveling Wilburys y los miembros del grupo utilizaron seudónimos. Tras el fallecimiento de Roy Orbison la banda publicó un segundo y último disco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.