Alice Phoebe Lou (Sala Razmatazz 2) Barcelona 21/11/2019

Se podría describir con una palabra lo que crea Alice Phoebe Lou en un escenario: magia. La sudafricana es un torbellino de buenas vibraciones, una sonrisa permanente que contagia y llena de una energía cósmica que sobrevuela en la sala desde que sale a escena. Anoche en la sala Razzmatazz de Barcelona, pudimos verla en todo su esplendor con la gira de presentación de su último trabajo Paper Castles, una fusión de jazz e indie folk suave que le ha llevado a dar más de 100 conciertos por todo el mundo en el último año.

Su peculiar voz refleja ese espíritu libre que le caracteriza, habiendo vivido en Cape Town, París y Ámsterdam, encontró en Berlín su meca artística particular y desde allí ha ido forjando su carrera. Alice Matthew, su nombre de pila, es de esas artistas que expresan todo en el escenario, que funden su música con la expresión de su cuerpo, paseando su figura como el viento y moldeando el aire a sus anchas.

Su espectacular banda le acompañaba, la suave batería y el poderoso sonido del saxo le dan ese toque soul al sonido de su último álbum, donde encontramos joyitas como “Something Holy”, “Skin crawl”, “Nostalgia” y la sideral “Galaxies”. Su sonido suave y potente a partes iguales, brilla sin pretensiones incluso cuando coquetea con una versión del londinense Puma Blue.

Pese a su apariencia juvenil nos deja un mensaje empoderador que grita alto y claro: nadie debe decirnos lo que debemos ser o hacer. Lo repite en su tema “My Outside”, en el que rechaza cualquier tipo de cliché hacia la forma de vestir y de actuar que deberían seguir las mujeres.

Llega el momento íntimo del bolo y Alice Phoebe Lou se queda sola en el escenario. Apenas unas notas al piano y su profunda voz improvisan un mini set con alta dosis de sentimentalismo donde nos muestra su mitad más vulnerable. El toque improvisado del concierto reluce con un tema de cuatro estrofas que compuso para su mejor amiga y que completa con el corte “Drive by” que solo puede encontrarse en vinilo.

Sus letras nos hacen cuestionarnos momentos del pasado en incluso de la infancia como en “New Song”, esa forma tan transparente y bruta de dejar entrar sus palabras para quedarse contigo. Nos recuerda que el presente es lo que importa y que la tristeza forma también parte de nosotros. Es en ese abrazo efímero donde acabamos encontrando la familiaridad.

La enigmática “She” se deslizaba en nuestros oídos cerrando así una noche de nostalgia, desinhibición y sentimentalismo. Alice Phoebe Lou es una delicia para oír y ver en directo, una poderosa energía femenina que nos hace sentir como en casa y nos recuerda que al final todo sale bien.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!