At 1980 – Late Night Calls (NRW Records)

Siempre es una alegría observar cómo prosperan proyectos que has visto prácticamente nacer. Todavía recuerdo cuando At 1980 accedieron a dar su primer concierto sin tener nada publicado aún en la velada synthwave que ayudé a organizar hace un par de años cuando el mundo era otra cosa.

Tras haber llenado el escenario de la Sala Maravillas entonces y ser fichados al poco tiempo por el sello mundial más importante del género, NewRetroWave, el dúo formado por Adrián Quesada Michelena y Josh Dally (colaborador habitual de otros primeros nombres de la escena como Timecop1983 o FM-84) no ha parado de moverse y, tras la publicación el pasado año de su magnífico disco debut A thousand lives (20), regresan este ejercicio con un trabajo que tiene todos los visos para ser un paso decisivo en su carrera: Late night calls (21).

Lo primero que llama la atención con su escucha es cierto viraje en su propuesta sonora. Digamos que el disco comienza como un tiro gracias a varios hits en potencia. “Maria”, “California nights” (el mejor del lote, no olviden visualizar su tremenda toma grabada en estudio con banda) y “Caroline” (con tremendo solo de guitarra incluido), son canciones que amplían el espectro sonoro de un estilo, el synthwave, que parece mostrar signos de agotamiento.

Popes del género en su vertiente más darky como Perturbator lo auguran muerto a día de hoy y tampoco ayuda, la verdad, que bandas mainstream del tamaño de Muse o Coldplay coqueteen con las luces de neón en sus portadas y se acerquen a sonoridades 80’s. Desde luego es motivo para que suenen las alarmas. Por ello, ese enfoque más hacia la estructura de canción ortodoxa, aupada por brillantes estribillos, junto a una atenuación del componente electrónico, bastante impulsado a un segundo plano tras la labor de producción, dotan al conjunto de canciones de una textura más orgánica y accesible en el mejor de los sentidos para profanos en la materia.

Mayor sensación de banda compacta y homogeneidad, pero también hay que apuntar que algo, inevitablemente, se ha perdido en el camino. En este caso, principalmente la atmósfera nocturna y la oscuridad evocadora que definen las líneas más emocionantes y magnéticas del estilo. A pesar de ello, los interludios y pasajes instrumentales ayudan a mantener esa llama (sirva como ejemplo el inquietante cierre con “End of the line”), tratando de dotar al conjunto de una estructura conceptual en parte diluida y no tan clara por el arranque mencionado tan de singles, si bien el sobresaliente trabajo gráfico y artwork a cargo de Arkuma Hiyamoto y Takiis Branding lo dejan bastante claro.

Pero lo mejor, como en casi todos los discos que terminan por apasionarnos, se encuentra en temas no tan obvios como el emocionantísimo “We were on fire” -solo de saxo incluido-, auténtico corte a no olvidar, junto a la querencia más AOR de At 1980, retratada de maravilla en la bonita “In your eyes” y la desnuda balada a piano “Still on your side”, con Josh Dally dando el resto a la voz.

Estamos por tanto ante un notable álbum de transición en el que conviven dos fuerzas no enfrentadas, sino aliadas para conseguir una personalidad perdurable hoy día en el difícil negocio musical. Aunque, inevitablemente, una de las dos se deberá imponer, como en todas las luchas, amistosas o no, que componen y dan sentido a nuestra vida.

Escucha At 1980 – Late Night Calls

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien