Beth Orton – Daybreaker (Astralwerks)

Después de los aclamados Trailer Park (96) y Central Reservation (99) , la niña mimada del pop británico se ha hecho acompañar como de costumbre, de un plantel de absoluto lujo para completar uno de los trabajos más delicados y apetecibles de lo que llevamos de año. Uno de esos discos que se disfrutan de principio a fin y que terminan por convertirse en la banda sonora de algunos buenos momentos.

Con una producción a cargo de nada menos que Chemical Brothers, Ben Watt y William Orbit, la británica utiliza sin perder su identidad, varios disfraces que le ayudan a parecer Björk en “Paris Train”, o Sade en “Anywhere”, aunque en ocasiones siga recordándonos también a Joni Mitchell, Natalie Merchant, Suzzane Vega

A sus habituales colaboradores de estudio se han sumado Johnny Marr (The Smiths), quien co-escribe la fantástica “Concrete Sky” y sobre todo su amigo Ryan Adams, que aparte de poner voces ha participado en casi todo el disco y ha compuesto junto a Beth la intimista ”This One’s Gonna Bruise”. Destacan a su vez, la folkie “Carmella”, la inmediatez de “Daybreaker”, el duo con la veterana Emmylou Harris en “God Song” o la sencillez de “Think About Tomorrow”, tema que cierra el álbum.

Beth Orton es una cantautora universal que lejos de estilos (folk, pop, country, electrónica…) toca todos los palos con elegancia y sencillez, creando canciones brillantes, sencillas y que perduran en el tiempo. Bien es cierto, que le debe mucho a sus compañeros de viaje… aunque sus dotes están más que demostradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.