Cranberries + Dover + Weezer – Palau Sant Jordi (Barcelona)

Por el sólo hecho de asistir a un concierto Movistar Activa, ya sabes lo que vas a encontrar: miles de pijos que se mueren por la canción del anuncio de moda, fans enloquecidos porque por fin ven a su grupo favorito, y un alto porcentaje de cosas que, desde el punto de vista en el que nos solemos mover, no tienen mucha lógica.

La primera de las cosas fue que la organización me tuviera una hora esperando en la puerta. O se entraba a las 18.45, o a las 20.45. Si yo salía de trabajar a las 19.00, me daban por el culo, y por supuesto, me perdí la mitad de Weezer (y de rebote a Lombardi). Y sin fotos.

Y eso es algo que duele, pues si algo me interesaba del concierto era ver el estado de forma de Rivers Cuomo y los suyos. Por la media hora que vi, están a tope. Viajaron a los 90 con mis favoritas, “Say It Ain´t So”, “Surf Wax america” o “Undone-The Sweater Song”, recrearon lo mejor de su presente, con temas como “Photograph” o “Don´t let go”, y por supuesto, hicieron las delicias del respetable (¿respetable?) con temas como “Buddy Holly”, “Hash Pipe” o la coreadisima “Island In The Sun”. Esa imagen de la gente llamando por el móvil a sus amigos para que la oyeran fue tan aterradora que continuamos en el concierto de milagro.

Poco después, el macroconcierto continuó con Dover. Los que antaño fueron abanderados de la independencia española siguen siendo tan brutales (o más) que cuando los modernillos del país babeaban por ellos. Y es que es curioso como cambia la opinión de la gente sobre un grupo por vender más discos que los demás.

Los temas como “DJ”, “Loli Jackson” o “Devil Came to me” siguen siendo grandes, sobretodo en directo, le duela a quién le duela. Incluso me hicieron gracia en su último comentario: “Esta canción es para nuestros fans de verdad, aunque hasta las niñas con cara de culo de la primera fila la conocerán”.

Los más esperados de la noche eran los irlandeses The Cranberries. A mi me gustaban Cranberries hasta que los vi en directo hace 2 años. Fue la confirmación de su decadencia como grupo, que ya se veia con la pobreza y mediocridad de alguno de sus discos.

Pero, cosas del destino, me gustaron de nuevo y mucho en este concierto. A Dolores se la ve de nuevo animada, y con ganas de pasarlo bien. Además, ha vuelto a cantar como antaño.

Su concierto fue un auténtico “Greatest Hits”. Se deshicieron del “Zombie” a la segunda canción, y después pasaron por toda su discografía con temas como “Salvation”, “Linger”, Free to decide”, “I can´t be with you”, “Pretty”, “Time is Ticking Out”, “Ode To My Family”, “Animal Instinct” o “Dreams”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.