David Holmes – The Free Association (13 AMP)

Muchos de vosotros ya conoceréis las excelencias de este Dj de Belfast.

A lo largo de su ya extensa trayectoria ha pasado de las sesiones de techno más rabioso, en la época de This Films Crap Let’s Slash The Seats (95), hasta la cinemática y el magnetismo del mágico Let´s Get Killed (97), quizás su trabajo mas celebrado por la crítica, y la reinterpretacion del rock a través del espíritu de la música negra en Bow Down To The Exit Sign (00). En medio, su histórica sesión para la BBC, el Essential Mix(98), recomendable para los amantes de todas las músicas y que supuso el cambio para un artista que decide continuar la labor que se inicio ahí y a la que ya dio continuidad con la recientemente publicada Come Get It´s I Got It (02) ,donde ya aparecen “ocultos” The Free Association.

Independientemente de sus identidades, lo importante es que en este asalto, Mr Holmes y sus colaboradores ahonden en los sonidos de funk infeccioso y rock psicodélico y setentero pero desde una perspectiva absolutamente contemporánea.

Parece que, por un momento, hayamos retrocedido unos años y estemos en plena eclosión de la Blaxploitation, con sus bajos retumbantes, sus secciones de vientos, el aire psicodélico fruto de alguna que otra sustancia, y, sobre todo, el alma de una música que transmite sudor, tanto en sus ritmos como en sus voces (excelentes tanto en los rapeados de Sean Revron como en la voz de Petra Jean Philipson, a la que ya han comparado con todo lo comparable (incluida la divina Billie Holiday, y que en mi opinión firma los mejores temas del disco, si escuchas Wistlin´Down The Wind con su jazz galáctico y no subes al cielo es porque ya estás en él y no te habías enterado).

Un disco que es una buena lección de música, de esa atemporal, ajena a las modas, y que, si bien no tiene el acabado progresista de otras obras de su autor, si compensa sus “carencias” con una sobredosis de alma y feeling que es tan arrolladora que parece hacernos retroceder veinte años en cuanto encendemos el reproductor y nos sitúa frente a los grandes frontmans de la música negra de todos los tiempos.

Una gran lección de historia actualizada a nuestros días con una solvencia de maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.