Destroyer – Have We Met (Merge/Dead Oceans)

En cierto modo, y pese a los distintos empaques musicales, todos los discos de Destroyer se parecen. Esto es así por su dicción. A Dan Bejar le gusta escucharse, tiene mucho que decir y lo suelta a chorro, sin misericordia ni contención. No canta, declama, un poco como hacía Lou Reed, sólo que ha puesto en ello la impronta de una voz peculiar que le hace inmediatamente reconocible y además, ha aprendido a hacerlo de manera elegante, majestuosa, sin atropellar al oyente. Por eso sus discos son cada vez versiones más perfectas de una misma idea. Quizá por eso, también, en la portada del que hace doce en su discografía, el recientemente editado Have We Met, se nos presenta a su autor fotografiado como si de un crooner se tratara, de traje, pero con barba y melena, un Sinatra hippie y canallita

No es sino el último capítulo de una discografía que se sabe impecable. Cada uno de los nuevos ofrecimientos del canadiense es saludado por sistema, tanto por crítica como por público, como un firme candidato a disco del año y éste, a juzgar por su contenido, no debería ser menos.

Decíamos antes que todos los discos de Bejar tienen el elemento común y sustancial de su peculiar recitado, pero es el elemento musical, siempre aventurero y lleno de detallistas giros inesperados, el que formalmente separa unos de otros y consigue, claro, que este señor no nos aburra soltando sus letanías fruto de esa “cascada de ideas” (o stream of consciousness, como la conocen los anglosajones) que ya usó en el pasado y vuelve en este disco. El empaque que con las cuidadas texturas, entre el Synth ochentero, el soft rock y el landscape experimental de determinadas bandas sonoras de films de culto, han logrado aquí para apoyar a las letras, es digno de ovación.

El propio Bejar se ha ocupado de producir el disco, grabando sus partes vocales a altas horas de la noche en la cocina de su casa con la sola ayuda del GarageBand de su portátil. También ha economizado bastante en cuanto a elementos de banda, lo cual contrasta con sus dos álbumes anteriores. Es básicamente una vuelta a las formas de Kaputt (2011), probablemente su disco más celebrado, sólo que corregidas y aumentadas.

De esta forma, lo que en principio se intentó como un disco-experimento de instrumentales basados en la música de Björk, Air o Massive Attack ha acabado siendo un disco de Destroyer por pleno derecho y uno de los más interesantes, incluso. Lejos de la comodidad del formato canción cercano al rock con el que jugaban Poison Season (2015) y Ken (2017) y a pesar de que los seis minutos que dura “Crimsom Tide”, el single de presentación y canción que inaugura este trabajo, pasan volando gracias a la suntuosidad de las melodías y capas texturales que la hacen inmediatamente atractiva, el disco en general prescinde de la concreción para deleitarse entre escapes sonoros de gran belleza, que sirven tanto de colchón a la narrativa alucinada de Béjar, como de simple deleite para el que quiera abandonarse a su escucha.

Es un disco tremendamente inteligente, sugerente, que juega sabiamente con los ritmos y los momentos, tejiendo un hilo que nos conduce sin enterarnos hacia el desenlace. Por el camino, encontramos hallazgos asombrosos como la monumental “It just doesn’t happen”, la orfebrería fina de “The raven”, la herencia de esa idea primeriza instrumental que es la pieza titular, en que se hace fuerza de la ausencia de elementos, hasta desembocar en el misterioso encanto melancólico de “Foolssong”, que cierra un disco, una vez más, tan lúcido como intransferible. Un peldaño más en una carrera siempre ascendente y apasionante.

Escucha Destroyer – Have We Met

 

Un comentario sobre “Destroyer – Have We Met (Merge/Dead Oceans)

  • el 11 Febrero, 2020 a las 10:53 am
    Permalink

    Un disco interesante, en la estela de KEN. Parece que Dan no se conforma con lo simple y tira de imaginación en cada canción. Bravo por él

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.