Drive by-truckers – The big to-do ([PIAS] Spain)

La salida de Jason Isbell del seno de Drive by-truckers supuso cierta intranquilidad en el conjunto de los que nos declaramos fans de la banda. Bien es cierto que Paterson Hood es el alma máter, pero es un hecho que la época más esplendida de los norteamericanos coincidió con la entrada del rubio guitarrista. Fue entonces cuando obras maestras del tamaño de Decoration day (03) o The dirty south (04) fueron posibles; eso sin desdeñar el injustamente infravalorado A blessing and a curse (06).

Una vez que Isbell marchó, comenzó con muy buen tino su carrera en solitario para acabar naufragando por completo con su segundo largo: Jason Isbell and the 400 unit (09).  Mientras, el resto de ex – compañeros publicaba Brighter than creation’s dark (08) y respiramos tranquilos: la impronta de Drive by-truckers seguía intacta y el conjunto de temas era, una vez más, sobresaliente en líneas generales.

Pese a la excesiva duración, que derivaba en dispersión puntualmente, del hasta ahora último trabajo, nos encontramos con The big to-do (10), el contrapunto perfecto que opera como vigorosa continuación. “Daddy learns to fly” es una irrupción rotunda seguida por la cadencia que generan los gloriosos slides que arropan la preciosa “The fourth night of my drinking”. Son estas canciones, junto a la épica crepuscular de “The flying wallendas”, las mejores aportaciones del capitán Hood, que también se permite el lujo de incluir una bizarrada del tamaño de “The wig he made her wear”.

El impertérrito Mike Cooley aporta otra joya inapelable, quizá la más indispensable del álbum: “Birthday boy”, con unos brutales juegos de guitarras. Con el rock and roll de “Get downtown” por desgracia suena obvio y sobado.

La bajista Shonna Tucker, que ya sorprendió a las voces en su anterior trabajo, vuelve a hacerlo con “You got another” e “(It’s gonna be) i told you so”; ambas irritarán a los seguidores más cavernícolamente integristas, la primera por su deliberada exuberancia baladística y la segunda por su enfilamiento pop descarado.

Concluyendo, The big to-do es otro tratado ejemplar de rock americano más a sumar a la trayectoria de Drive by-truckers.

ESCUCHA en Spotify: Drive-By Truckers – The Big To Do

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.