Editors – La Riviera (Madrid)

Aterricé en La Riviera para disfrutar de la actuación de los británicos Editors en su único concierto en Madrid. Vinieron a presentarnos su último trabajo The Weight of Your Love no muy bien acogido por la crítica y algo discutido por muchos de sus fans. Con la salida del grupo del guitarrista y teclista Chris Urbanowiccz a sus espaldas, la banda liderada por Tom Smith se enfrenta a una multitud variada pero deseosa de pasarlo bien.
Contando con una presencia importante de público joven y con la sala casi llena, el concierto de los de Birmingham comenzó bastante puntual y de manera contundente con la canción “Sugar”, a la que los asistentes se entregaron nada más escuchar los primeros acordes. Se notaba en el ambiente unas ganas de diversión desenfrenada. Después de “Someone Says” de su disco The Black Room, en el que la voz principal sonaba un tanto opaca, probaron suerte con la conocida “Smokers Outside the Hospital Doors” a la que incorporaron un atronador final. Por si todavía quedaba alguien apático en la sala, tenían preparado una buena dosis de “Bones” que provocó el alboroto de casi todo el personal.
Apenas había comenzado el concierto y ya tenían a una buena parte del público en el bolsillo. Mezclaron temas de su último trabajo con los pertenecientes a su trabajo In This Light and On This Evening, fruto de un efímero coqueteo con sintetizadores. El público canta, corea, da palmas y Smith les responde subiéndose al piano en un momento de locura transitoria. Se atreven a romper ese ritmo desenfrenado con “Two Hearted Spider”, cargado de voces al más puro estilo Coldplay.
El desencanto de la noche llegó de la mano de “You Don´t Know Love”, con un sonido de sintetizador que resultaba un tanto chocante y un final alternativo que no convencía a muchos de los que estábamos allí presentes. Para ponerle remedio, apostaron por temas como “All Sparks”, con un leve batiburrillo sonoro al principio, “A Ton of Love” la canción más comercial del último disco y “Formaldehide”, entonada por muchos de los presentes de principio a fin.

La nostálgica interpretación de “The Phone Book” con el vocalista guitarra acústica en mano, resultó empañada por las palmas y silbidos de aquellos que se negaban a rebajar el ritmo desenfrenado en el que estaban sumergidos. Con el final del concierto a la vuelta de la esquina, Editors decidieron apostar por dos temas infalibles “Munich” y “The Racing Rats”. Como era de esperar, la respuesta fue bastante generosa. Volvieron después de un breve descanso para poner la guinda al pastel con tres canciones muy potentes: “Bricks and Mortal”, en la que la base electrónica en ocasiones sonaba un tanto peleona, “Nothing” donde se podía apreciar a un Smith emocionado, tocando el techo de la sala desde lo alto del piano y como no podía ser de otra manera, “Papillon” acompañada de un desfase final lleno de saltos, palmas, coros e incluso vasos voladores.
Un concierto que pareció gustar a casi todos, tanto a aquellos que buscaban repetir emociones vividas, como a los que deseaban valorar su nuevo sonido en directo. Un balance equilibrado y un resultado sorprendentemente positivo.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.