Entrevistamos a Miqui Brightside

En ese momento ninguno de los dos lo sabíamos. Caminábamos por Malasaña en busca de un bar donde charlar un ratito sobre música. Hablábamos de futuros viajes, festivales, conciertos y del Coronavirus. En ese momento no éramos conscientes, como la mayoría, de la gravedad de la situación. Ni de lo que se nos venía encima. Enfrente de mí Miqui Brightside, Dj y productor madrileño. Un tipo con personalidad y muy autodidacta que el mes pasado estrenó “Kelly Kapoor”. Por cierto, os animo a escuchar este track, aunque los amantes de la serie “The Office” ya sabrán de lo que hablamos.

“Quiero mostrar al resto que la electrónica no es únicamente música de baile”

¿Cómo fueron tus comienzos?

Todo empezó en el Nasti, en la actual sala Maravillas. En una fiesta que montaban unos amigos. Creo que tenía 19 o 20 años, faltaba gente para pinchar y me dijeron que si quería probar. Así empecé, esa fue mi primera fecha. Me encantó y a los pocos meses ya tenía la siguiente sesión. Entonces empecé a currármelo por mi cuenta y a practicar.

¿Y a producir?

A producir empecé tres años más tarde. Estaba con una chica, era su cumpleaños y quería regalarle algo especial. Me puse a aprender viendo tutoriales de Youtube y le regalé un EP.

Es el primero que saqué y sigue aún en Spotify. No sé, hay veces que lo eliminaría porque es algo que produje sabiendo cero, aunque, en realidad, es el inicio de todo. Eso sí, reconozco que el siguiente tema que saqué “Panorama”, es uno de los temas del que más orgulloso estoy.

¿Por qué?

Desde ese primer tema hasta “Panorama” pasaron unos dos años y me costó mucho hasta que me puso a tope. Aprendí de una manera autodidacta. Además, “Panorama” lo saqué después de dejar mi relación. ¿Sabes ese momento en el que terminas con una persona que ha significado mucho para ti e inconscientemente deja un vacío en tu cabeza? En ese momento quieres dejar de pensar en alguien y tienes que sustituir esos pensamientos. Entonces pensé que me iba a poner a sacar música y a producir.

Fue como un empujón…

Sí, totalmente. En lo personal, aprendí que cuando tienes algo en la cabeza que te está inquietando y rayando en la vida, lo mejor en sustituir esas cosas por otras que te llenen y te gusten más.

¿Cuál era tu relación con la música antes de todo esto?

Siempre fantaseaba con ello. Me acuerdo que de pequeño le dije a mi madre que me apuntase a clases de piano, pero vamos que no cuajó. Pero sí que es verdad que cuando llevaba un tiempo pinchando me decía a mí mismo; el siguiente paso tiene que ser producir. No veía el momento para meterme en clases. Quería añadir las baterías, los teclados, añadir otros elementos y tampoco sabía a qué clases apuntarme. Me miré muchos tutoriales en Youtube, le pedí un amigo si me dejaba un crac del Abelton.

¿Cómo te definirías?

Quizá me definiría a mí mismo como un productor ecléctico. Disfruto mucho haciendo música, aunque realmente esté hecha por ordenador porque no tengo otros medios. Pero quiero mostrar que la música electrónica no es únicamente música de baile.

¿Cómo es el proceso de creación de los temas?

Me gustan mucho hacer temas que signifiquen una sola cosa. En mi último tema “Kelly Kapoor”, no dejaba de darle vueltas a la idea de que la época del cine no avanza tan rápido como la época de las series. También pensé que las series y la ficción tienen mucha importancia en nuestras vidas actualmente. Entonces, me lancé a hacer un tema sobre esto. Me gustar tener una idea concreta.

 

¿Y los videoclips?

Son totalmente ‘Do it yourself’. El videoclip de “Kelly Kapoor” ni iba a existir. Pero pensé que quería hacer algo que entretuviese. Me gusta hacer cosas que impliquen cosas creativas. Además, hace años también hacía fotos y me gusta mucho la imagen. Por ejemplo, en el videoclip de mi anterior tema “Haze Berry Lover”, grabé cosas del verano con mi móvil y ya.

Antes hablabas del auge de las series… ¿Consumes muchas series en tu día a día?

Me gustan, pero no soy de este tipo de personas que consumen series sin parar. Lo que sí me apasiona mucho es el cine clásico de los años 40 hacia delante. El otro día volví a ver la película de “Doctor Zhivago”. Dura casi 3 horas y media y no dejaba de pensar; ojalá durase más.

También sueles hacer colaboraciones y producciones para otros artistas. ¿Qué tal fue tu colaboración con Delaporte en Azul Marino?

Sí, fue genial. Hace no mucho la tocamos en directo. Me hicieron un hueco en el set, tocamos juntos y fue lo más. La verdad que con este tema acabé super contento porque tenía tres versiones de remix y estaba super confundido. No sabía cuál quería y al final elegí esta. Eso sí, las otras dos las eliminé al momento para no escucharlas nunca más.

Si tuvieses que elegir, ¿te quedarías con tu faceta como DJ o como productor?

Las dos las disfruto bastante. Porque producir realmente no implica a otra persona, el proceso empieza y termina en mí. Pero claro, la parte de pinchar también es lo más. Incluso están saliendo fechas en el extranjero y eso supone enfrentarte a un público nuevo y diferente. Y ver cómo responde es una sensación que siempre mola. 

¿Dónde estás pinchando últimamente?

Hace poco pinché en Club Malasaña, volveré a pinchar allí dentro de poco. Hice también una pequeña residencia en Chá Chá, pero siempre me da un poco de cosa que al ser de Madrid se hiciera menos especial el hecho de pinchar aquí. Imagínate que pinchas todos los fines de semana aquí y ya todo el mundo diría; bueno le podemos ver pinchar cualquier día.

¿Dónde te gustaría pinchar?

Hacían un festival en Holanda y creo que otro en Corea que me gustaban bastante. Son festivales que tratan de estar totalmente integrados en el bosque y en la naturaleza. Me gustaría mucho pinchar por la noche, al aire libre y en algún sitio frondoso. En Holanda está el Best Kept Secret o el Secret Garden en Londres.

¿Dónde te sientes más cómodo en festivales grandes o en clubes más pequeños?

He tenido buena experiencia en los festivales la verdad. Pero normalmente un artista en un festival no tiene nada que ver con el que va antes y el que va después. Y esto en el público también se nota.

Y un club siempre suele tener una identidad. Y el hecho de que vayas a pinchar a ese club significa que piensan que tú también tienes esa identidad. Entonces sí que notas que la gente ha ido a escuchar, no lo que tú estás pinchando, pero sí algo semejante.

 

Fuera de España el nombre de Miqui Brightside empieza a sonar muy fuerte…

La verdad es que van saliendo fechas fuera. Hay varias cosas pendientes en Japón y en Corea, espero que salgan adelante, a pesar del Coronavirus. Poco a poco vamos teniendo conversaciones con productores extranjeros y vamos haciendo colaboraciones.

¿Qué mensaje quieres lanzar con tu música?

Creo que me gustaría, inconscientemente, animar y apoyar a que haya una escena de música electrónica muy diversa y que tenga sede en Madrid.

¿Un reto?

Tengo muchos retos a nivel personal y profesional. Pero creo que sí tengo que elegir una, me gustaría mogollón poder hacer algún día una banda sonora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.