Floridablanca, música para corazones contentos

La música tiene la capacidad de poder transportarnos; playas paradisíacas, cocoteros frondosos, arena fina y blanca, una pequeña fiesta viendo el atardecer… y también puede funcionar como un potente antidepresivo al liberar grandes cantidades de dopamina. Hay artistas que son capaces de reunir ambos elementos, mezclaros, y, solo con escucharlos, estás en la década de los 80, en Miami Vice tomándote una piña colada. Si os preguntáis qué grupo es capaz de hacer esto es porque no conocéis a Floridablanca.

Ritmos de funky, ligeros sonidos disco, toques synthwave y voces con un toque de R&B. En resumen: pop alegre, optimista y sobre todo muy tropical; con el cual no podremos dejar de bailar con una sonrisa en la cara, ya sea en el metro por la mañana de camino al trabajo, o por la tarde-noche rumbo a Tribunal.

Este grupo madrileño, anteriormente llamado Sin Rumbo, (proyecto musical con más de 10 años sobre los escenarios), han encontrado un nuevo y moderno rumbo sacando adelante en septiembre del 2018 su primer álbum de título homónimo: Floridablanca.

Muchas veces en las canciones funky sobresale el ritmo frente a la letra. En el caso de este conjunto madrileño no es así. Letras profundamente cuidadas y con unos poderosos estribillos que nos hablan de amor como la canción “Buscando el equilibrio” o de desamor “En las fotos saldremos Felices”. Canciones con una cierta dosis de chulería como “Leyendas” y otras con un enorme toque de hedonismo “Verte Hacerlo”.  Y por supuesto, su buque insignia “Solo de Madrugada”, una melodía llena de orgullo y gloria.

 

Floridablanca se va a convertir en una de las bandas sonoras de este verano, y, como ellos mismos dicen, los corazones solitarios nunca van a estar solos en una pista de baile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.