Johnny B. Zero – Metonymy Of Sound (Rock From The Future)

La meteórica evolución de lo que ahora es banda viene definida, precisamente, por el carácter de proyecto en solitario que en un principio tuvo. Y es que al principio, estaban las canciones, unas canciones que Juanma Pastor interpretaba a su bola, armado con su Stratocaster y que ya en ese formato se bastaban para seducir a propios y extraños. Lo realmente fantástico es que por el camino ha ido encontrando a una serie de colaboradores a los que él ha dado tal cabida en el proyecto, que ahora es impensable decir Johnny B. Zero sin pensar en una bestia de 4 cabezas. De esta forma han ido creciendo hasta completar la enormemente difícil tarea (para la mayoría, imposible) de trascender las fronteras de su València natal y ser aplaudidos en otros terrenos de la península.

Eso ha sido así merced a un directo demoledor de los que honran plenamente el concepto más elevado que la palabra ROCK conlleva, pero también gracias a una constante investigación a lo largo de sus ya cuatro discos largos (cinco si contamos el EP Crystal Totems) que en absoluto se constriñen a la cultura del riff, sino que abarcan un enorme ramillete de influencias que van desde el jazz, el funk o el blues hasta la música de vanguardia, todo ello sin separarse un ápice del concepto de canción, concreta y atractiva, que siempre ha sido su gran baza.

No supone en absoluto excepción a esta regla de excelencia en la experimentación evolutiva el nuevo ofrecimiento de la banda, un Metonymy Of Sound cuyo título precisamente hace referencia a un fenómeno de cambio semántico por el que se designa un concepto mediante el nombre de otro, con el que guarda relación, puesto en conexión con el ámbito del sonido, algo que dice mucho de la necesidad de tomarse el aspecto creativo con total libertad, tanta, que esta constituye su primera referencia autoeditada.

Podemos decir que el álbum es un compendio de todas las virtudes que les han hecho ir labrándose su sólida reputación. Guitarrazos sin piedad como los que abren el disco, pertenecientes a una canción titular que también sirvió de single de presentación, se entrelazan con su peculiar forma de visualizar el pop actual en la infecciosa “Love is alive”, con el funk sideral de “Biscuits” o el hard-prog-soul de “True fact”, canción en la que colabora además la poderosa Aurora García (Aurora & The Betrayers), todo ello sin necesariamente hacernos viajar en mil direcciones a la vez. La mezcla se articula con originalidad, conocimiento de causa y suficiente coherencia como para que suene a ellos y sólo a ellos, lo cual atestigua la excelente forma de una banda que huye de tendencias y convencionalismos para construir una historia completamente genuina de la cual este quizá sea el capítulo más concreto y completo, lo cual ya es mucho, pero seguro que no mejor que lo que está por venir.

Escucha Johnny B. Zero – Metonymy Of Sound

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien