Jon Spencer Blues Explosion – Plastic Fang (Matador)

Queridos Padres y madres del mundo, esconded a vuestros hijos pues ha vuelto Jon Spencer para llevárselos a las entrañas del rock & roll. Guitarras potentes y sudorosas, sonido estridente y sucio, puro rock & roll y adrenalina. Ritmo y cadencia de calles oscuras y malolientes a alcohol fermentado, de antros escondidos, de pasiones desatadas, de humo y sudor, de desenfreno y de ganas de pasarlo en grande.

Jon Spencer después de una ya dilatada experiencia, ha retomado el sonido más puro después de dejarse llevar más aun si cabe en ACME, y parece como si de las cavernas del rock más sucio norteamericano hubiera salido otra vez cual Mesías grasiento y hambriento de almas puras que corromper.

En Plastic Fang no hay canciones de sobra, no hay hits, no hay mas que espíritu salvaje. Atrás quedaran discos de remezclas y experimentos varios, esto es un incendio sonoro en estado puro. Riffs desgarradores desde la primera “Sweet N Sour”, a lo largo de todo el disco, no son una moda, porque creo que ellos pasan de eso, revientan escenarios siendo solo tres tíos rockeando, donde horas antes grandes bandas nos han dejado indiferentes.

Parece que en cualquier momento la saliva de Jon nos pueda tocar, o que una cuerda de Judah pueda saltar y arañarte mientras que la batería de Russell se ríe de ti a ritmo frenético. Canciones de medios tiempos como “Killer Wolf “, “Mother Nature” o la súper stoniana“ Mean Heart” completan la parte menos salvaje de los 45 minutos más sórdidos del rock and roll de los últimos años.

Capaces de entregarse ante 30 personas igual que ante 5.000 en un macro festival, estos pendencieros herederos del mismo trato de Robert Johnson con el diablo, nos recuerdan que The Strokes o White Stripes son niños en busca de portadas que les den de comer unos años. Si no que se atrevan con temas como “Shakin’ Rock’N’Roll Tonight”, donde estos treintañeros dan lecciones de energía en estado puro.

El single elegido es “She Said” y tiene un característico sabor macarra, un estribillo pegadizo a lo “Sweet Jane” (en verdadero estado rock&roll). Es un gran tema, aunque no destaca para nada del resto. Esperemos tenerlos pronto en directo y que duren muchos años, aunque ellos hacen música imperecedera, como los grandes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.