Manta Ray – Estratexa (Acuarela Discos)

Manta Ray juegan con ventaja en la primera división del rock en España, pero es que además, se regodean y abusan de sus rivales; de un plumazo han dejado a las claras quién manda en esto de la música.

Con muchas ganas esperábamos el cuarto álbum de Manta Ray (sin contar colaboraciones y directos), el primero que editan en el sello Acuarela, ya que sus últimas novedades -salvando el mano a mano con Schwarz que fue Heptágono (Astro, 2001)- databan de hace tres años, cuando publicaron Esperanza (Astro, 2000). La pregunta que nos hacíamos era ¿qué rumbo tomarán ahora?, y la respuesta ha sido clara y contundente, Estratexa es un disco de rock, con todos los prefijos y matices que queramos añadir, pero al fin y al cabo rock. La base rítmica sigue siendo una de las más potentes -¿la más?- de Europa, llevando el mando de casi todas las composiciones, aunque en esta ocasión las guitarras se presentan más afiladas, y cuando explotan dejan en evidencia a la multitud de bandas que ahora hacen eso que llaman post-rock y que han crecido escuchando discos como el Pequeñas puertas que se abren y pequeñas puertas que se cierran (Astro, 1997) y que ahora estarán preguntándose cómo hacen los asturianos para sonar tan alto, tan fuerte y tan potente en temas como “Asalto” y sobre todo “Ébola”.

Destaca la intensidad con la que comienza el disco, la alemanizada “Take a look”, “Estratexa”, la primera dosis de ruido controlada, “Qué niño soy”, ¿la mejor canción de Manta Ray?, tal vez, desde luego la mejor del disco, con la voz de desgarrada y las ideas muy claras, hilando muy fino entre el kraut, el rock clásico y el hardcore; y “Asalto”, ¡ay! ese bajo…

La segunda mitad de Estratexa sigue una tendencia más sosegada, mostrando delibilidad por los ambientes enrarecidos y tensos (“Añada”, “Rosa Parks” y “Ausfahrt”), aunque también aparecen “Another Man” y “Ébola” para recordarnos lo que mejor saben hacer.

Que razón tiene la hoja promocional, apártense del camino, porque aplastan, o mejor aun, subánse a su carro y disfruten, porque estamos ante la mejor banda de rock de Europa, nunca lo hemos dudado, y ahora mucho menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.