Matthew Sweet – Aqualung (Madrid)

Teníamos ya ganas de ver a uno de los pilares del power pop de gira (tras su paso por el Azkena Festival) y por fin llegó su gira de presentación de su reciente Living Things (04)

Los primeros minutos con ‘Dandelion’ sonando francamente mal hicieron temblar al público. El gran Matthew Sweet acompañado de miembros de Velvet Crush, como Rick Menck, llegaron cansados y les faltó dar mucho más de sí. A pesar de ello, fue realmente emocionante por momentos, y es que ‘I’ve been waiting’, ‘Sick of myself’ o ‘Girlgriend’ no tienen precio. Pero tan pronto conectaba y agitaba al público, como rozaba casi la pesadez y estridencia, sobre todo por la sorpresa de los cuatro temas de Velvet Crush que despistaron un poco a gran parte de la concurrencia. Aunque prometía ese ‘Hold me up’ con el que Sweet se retiró a un discreto segundo plano, sinceramente, todos teníamos más ganas de seguir con el dulce Mateo.

El grande volvió a escena con mucha más fuerza, en todos los sentidos. Dejó un poco olvidada su vena más pop y, abusando a veces de guitarras, las canciones sonaron más rockistas, perdiendo nitidiez, en parte porque el sonido no acompañó demasiado. Y lo que realmente fue una pena es que por momentos el concierto se hiciera pesado, sobre todo por el tiempo entre canción y canción que en algunos momentos nos hizo impacientar demasiado.

‘Evangeline’, ‘We’re the same’, ‘Divine intervention’, ‘Dead smile’, ‘I wanted to tell you’…Los temas de su discografía anterior, sobre todo de Girlfriend(91), hicieron bastante sombra a los del nuevo disco. Algo lógico, ya que los grandes temas nunca mueren. Pero por todas las canciones que he dicho, y algún otro minuto más, le perdonaremos hasta que dejase algo olvidado su infravalorado Blue Sky on Mars.

Una de cal y otra de arena. Ay, con lo que podría haber sido….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.