Las 10 mejores canciones del último Andrés Calamaro

Todos sabemos que Alta suciedad y Honestidad brutal son grandes discos, también que El salmon es histórico. Pero resulta que la creatividad de Andrés Calamaro no terminó ahí, y que desde el famoso quintiduple ha seguido editando muy buenos discos repletos de grandes canciones.

Esta es una reivindicación del Calamaro de los últimos doce años, aquel que hay que saber escuchar siendo conscientes de que ya no somos los de ayer, sino otros que necesitamos de nuevas canciones. 

Estadio Azteca

“El cantante” (2004) fue un retorno discográfico inesperado, un disco de cantor muy alejado de la faceta rockera de Calamaro. Pero resulta que el rock es solo uno de los muchos intereses de un músico que siempre se esforzó por mostrar otras aristas musicales. Con letra de Marcelo Scornik, uno de sus hombres de confianza, “Estadio azteca” era de los pocos temas originales de El cantante, un canto a la pérdida de la inocencia y, quién sabe, quizá también al imparable paso del tiempo.

Corazón en venta

Tras una exitosa gira de retorno en clave rock plasmada en el disco en vivo “El regreso” y el DVD “Made in Argentina”, lo plausible habría sido lanzar inmediatamente después un nuevo disco de rock, pero Calamaro siguió apostando su propio destino y “El palacio de las flores” fue una obra de autor, bajo la producción de la leyenda argentina Litto Nebbia. “Corazón en venta” era un verdadero hit, lleno de ganchos melódicos y sonido lujoso. Una canción alegre para tratarse de lo que a todas luces parece una profunda soledad.

Patas de rana

En realidad, “Patas de rana” era un mejor exponente de lo que contenía “El palacio de las flores”. El disco tenía perspectiva rock, pero también se acercaba al folk latinoamericano, a la balada melódica y a otros géneros diferentes. “Patas de rana” es una canción desolada que versa sobre la locura del aislamiento y, una vez más, la soledad. Aquello de «Cuidado con el yacaré cuando te acerques al río» no podía sonar más amenazante y dramático.

Los chicos

Esta vez sí, “La lengua popular” fue el disco de rock (bastardo) que el público masivo podía esperar de Calamaro, lo más parecido a “Alta suciedad” y “Honestidad brutal”. Pero llegó cuando tenía que llegar y no cuando el mercado mandaba, lo cual dice mucho de la integridad de su autor. “Los chicos” era la primera canción, entrando a bocajarro y devorando corazones, un canto a los amigos fallecidos, a la felicidad de haberse conocido y a la tristeza de la ausencia, todo en uno.

5 minutos más (Minibar)

Una de las mejores letras y melodías de Calamaro. Impagable un verso como: «Un amigo sale poco de su casa, tiene razón / Allá afuera todo el mundo va armado». Uno de los puntos de la canción es que inserta unos versos de categoría en un entramado musical popular en un momento en el que dicha mezcla no era tan común. Da igual si eres un abuelo o un chaval de quince años, “5 minutos más (Minibar)” tiene el poder de apelar a ambos por igual, a los corazones que viven y laten. ¡Y qué bárbaro e incluso esperanzador estribillo!: «Tengo cada insensatez y me puedo equivocar / Pero no me equivoqué contigo».

Barcos

Barcos abría “On the rock” (2010) y era, más que un dúo, una aleación con Diego “El Cigala”. Simplemente brutal y otra letra para enmarcar sobre las relaciones humanas, sobre su proximidad, cimentación o deterioro. El hermanamiento entre Calamaro y Diego es digno de elogio, resulta veraz, genuino. Para colmo, la banda no se quedaba atrás, con grandes como Niño Josele, Diego García “El twanguero” o Candy Caramelo.

Cuando no estás

El primer sencillo del álbum “Bohemio” (2013), un medio tiempo emocionante y épico, que va creciendo poco a poco hasta hacerse un clásico ineludible. Se trata de una canción de amor, con pulso y vitalidad. Es, a buen seguro, una de las mejores interpretaciones vocales de Calamaro, controlando el canto, afanado en no alcanzar registros excesivamente altos que desvirtúen el sentimiento contenido de la canción. Atentos al precioso slide final.

Bohemio

Otra canción atemporal, contenida en el álbum al que da título. Con un punto de crooner mediterráneo, “Bohemio” es poesía musical, un canto a la vida propia, a los horarios personales, un clásico por derecho propio a la altura de las mejores canciones de su autor.

La noche

Un hit, rock latino en su máxima expresión, con instinto pop y guitarras en primer plano. La letra vacilona es de las que no se olvidan («¡Tonta! Todo en la vida se paga / ¡Tonta! Conmigo no») pero es la melodía vocal la que toma el control, empujada por una banda sólida, torrencial y potente, ya rodada junto a Andrés en el tour de “Bohemio”.

Rock y juventud

Escrita para un proyecto de Javier Corcobado, “Rock y juventud” fue afortunadamente incluida en “Volumen 11” (2016). Se trata del último gran clásico de Calamaro, una canción a la altura de la mejor que puedas pensar compuesta por su autor. Delicada y avanzada, tan clásica como experimental. Sin duda, una canción sexy y melancólica a la par, por increíble que parezca.

4 comentarios sobre “Las 10 mejores canciones del último Andrés Calamaro

  • el 22 Agosto, 2018 a las 10:17 am
    Permalink

    Esperando sus nuevas canciones. Un genio

    Respuesta
  • el 22 Agosto, 2018 a las 10:18 am
    Permalink

    ¿Desde El Cantante este tipo ha hecho algo interesante?

    Respuesta
  • el 22 Agosto, 2018 a las 3:25 pm
    Permalink

    El que eswcribio esto se nota que nunca escuchó la obra de calamaro…creo que hay mejores canciones que las citadas, por ejemplo “corte de huracan”, “las oportunidades”, “todos se van”, “carnaval de brasil”, “mi gin tonic”, “cada una de tus cosas”, “belgrano”…mucha radio y poca obra escuchan

    Respuesta
  • el 22 Agosto, 2018 a las 3:25 pm
    Permalink

    Si, sacó cosas muy buenas desde el cantante, PELOTUDO…pablo, para voss, gil

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.