Neil Young & Crazy Horse – Toast (Warner)

Toca hablar de Toast, grabación registrada en 2001 en los estudios de San Francisco del mismo nombre y que finalmente no vio la luz en su momento. En palabras de su autor, se trataba de un álbum demasiado triste que, más que sobre una ruptura, habla sobre el desmoronamiento de una relación, ese momento en que sabes que el barco se hunde. Aunque varias de las composiciones que ahora ven la luz terminaron publicadas en Are you passionate?, editado en 2002 (álbum a reivindicar, por cierto), esto es otra cosa. La cronología es la siguiente: Young tenía un puñado de canciones listas para grabar y reunió a los Crazy Horse de 2001 en San Francisco con tal propósito. Aunque las grabaciones quedaron estupendas, Neil Young decide por lo motivos antes explicados dejar el material en un cajón, aprovechando parte de la partitura para su álbum de 2002, cuyo acompañamiento instrumental corrió a cargo de Booker T. and The MG´s.

La diferencia de sonido entre ambas grabaciones es enorme. Mientras en Toast tenemos las clásicas canciones río de los Crazy Horse con minutos y minutos de divagaciones eléctricas, Are You Passionate? es un “fuera de carta” en su discografía, donde reivindica a su modo el rhythm´n´bues y el soul por una vía distinta al también estimable This note´s for you. ¿Son mejores estas tomas que las que terminaron viendo la luz? En la mayoría de los casos sí, aunque solo sea por la frescura que aportan y porque nos recuerdan lo buenos que han sido siempre Crazy Horse, con mención especial para “Boom, boom, boom” que mejora con creces “She´s a healer”, nombre que adoptó en 2002, y que aquí cierra el álbum. Respecto a las tres canciones inéditas, “Standing in the Light” y “Timberline” son canciones más que dignas pero que no destacarán entre el repertorio del artista, mientras  “Gateway of Love” sí que desarrolla en sus más de diez minutos estructuras y tonalidades que le confieren personalidad propia destacable.

Para los fans de los Neil Young & Crazy Horse más guitarreros es material de primera, sin duda, además de un buen complemento a su álbum de 2002, completando la perspectiva del proceso de creación de uno de los grandes autores de las últimas décadas.

Escucha Neil Young & Crazy Horse – Toast

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien