Placebo – Battle For The Sun (PIAS)

Más de tres años y un cambio en la formación original, han sido necesarios para poder escuchar nuevo material del trío encabezado por Brian Molko. Tras el conflictivo final de su última gira, Steve Hewitt ha sido reemplazado en la batería por el joven Steve Forrest, que firma así su primer álbum con el grupo, acompañando al bajista Stefan Olsdan y al andrógino cantante.

A pesar de la larga temporada en silencio, esperar a estas alturas extraordinarios giros de ciento ochenta grados en el sonido Placebo es absurdo. Entre otras cosas porque ni falta que hace. Los británicos son desde sus inicios una banda de marcada personalidad y estilo diferenciador -en buena parte gracias a la voz de Molko-, lo que ha hecho que seguidores y detractores se dividan en partes iguales, dejando a los impasibles en minoría. Y este sexto elepé en la carrera de los londinenses no va a cambiar nada. Los censuradores encontrarán en los argumentos de siempre sus dardos para continuar vilipendiándolos, mientras que los que siguen su trayectoria desde el primer día disfrutarán con los nuevos temas. Pero es que además resulta que este es un buen disco de Placebo, alejado aún de la magnificencia de sus primeras obras, pero significativamente superior a su predecesor, el titubeante Meds (2006), mostrando energía renovada y la fuerza y frescura añoradas en su anterior entrega.

Si bien Battle For The Sun no puede presumir de éxitos tan verticales como “Nancy Boy”, “Pure Morning” o “Special K”, a cambio cuenta con numerosas canciones de gran pegada. Ahí quedan “Devil in the Details”, la efectiva “The Never-Ending Why” o “Kitty Litter”, que despierta el interés del oyente al inaugurar el compacto de manera arrolladora. Si “Bright Lights” es el delicioso tema romántico al que nos tienen acostumbrados, “For What It´s Worth” se impone como primer single extraído del compacto y “Battle for the Sun” huele a segundo sencillo. También destacables resultan la pegadiza “Ashtray Heart”, bautizada con el primer nombre de la banda y adornada con curiosos coros en castellano, y una “Happy You´re Gone” que crece ilimitadamente.

Placebo es un grupo con identidad propia, que a temporadas desaparece para luego resurgir. En esta ocasión recuperan la seguridad como conjunto, venciendo los síntomas de agotamiento manifestados en el pasado y recreándose en una posición desde la que rara vez decepcionan a sus fieles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien