Spiritualized – Everything was Beautiful (Bella Union)

Veinticinco años después de aquella obra magna que fue Ladies and Gentleman… We’re Floating In Space (Dedicated, 97), Jason Pierce y sus Spiritualized vuelven con un disco hermanado con aquel, que abraza el diseño a modo de medicamento para una portada ya icónica así como sus sonoridades a caballo entre el pop, el rock, el gospel o el soul, mirando cara a cara a un trabajo referencial que supuso una auténtica revolución de psicodelia escapista en pleno auge del britpop, con su marciana delicadeza dejando un poso de extraña placidez a lo largo de un viaje alucinante que causaba asombro y dejaba perplejo a su paso. He aquí el resultado de un recorrido que ha implicado a más de treinta músicos, en once estudios diferentes, para dar forma a siete canciones largas, mimadas al detalle, un tour de force inolvidable para degustar aislándose del mundanal ruido y abrazar el encantador caos que perpetran entre vientos y cuerdas desbocados, llenando de humo un espacio que le pertenece por derecho propio como responsable de una discografía esencial.

Always Together With You”, ese single sublime que ya nos abrazó el alma el año pasado, abre colosal, romántica y envolvente desde el principio, presidiendo orgullosa esta nueva maravilla atemporal que condensa en 45 minutos las emociones musicales más profundas que esta y cualquier temporada podrá albergar. Poliédrica e infinita, su riqueza instrumental y sus posibles referencias a su ex, la elevan a la categoría de clásico en su inabarcable repertorio. “Best Thing You Never Had (The D Song)” funciona como acertado contrapunto, proyectándose como una descarga con pulso directo y descarnado en un número donde enseña sus cartas más marcadas, las que miran al rock stoniano de tú a tú, incitando al baile y a la acción. “Let It Bleed (For Iggy)”, es un medio tiempo marca de la casa que cuando menos lo esperas se eleva varios cuerpos meciéndote entre versos cargados de rendición y redención.

El dulce dueto “Crazy” con Nikki Lane, palpita con aroma country y sirve de puente para otra cima de esta nueva entrega: “The Mainline Song/The Lockdown Song”, acaso la composición definitiva sobre el confinamiento, la que mejor ha conseguido recrear la belleza de la ciudad en su máximo esplendor, desprovista de ruido y suciedad, de personas corriendo de un lugar a otro sublimando el arte de la deshumanización que tan rutinariamente se desarrolla en cualquier urbe del mundo. Épica y poderosa, se erige como una llamada al impulso más primitivo que empuja a salir y querer despojarse de todo lo artificial, saboreando cada bocanada de aire puro como un regalo de valor incalculable. “The A Song (Laid in Your Arms)” mantiene los decibelios por todo lo alto y muestra a J Spaceman en comunión con su lado más mesiánico, capacitado para dotar a su música de un aire de celebración o liturgia, en el que se pierde la noción del tiempo y el espacio, con un crescendo circular y machacón capaz de llenar cualquier espacio.

El soul total de “I’m Coming Home Again”, supone un epílogo marca de la casa, donde ya de recogida, Pierce vuelve a hablar de religión, como antes lo hizo de drogas o de amor, temas recurrentes que salpican unos versos incendiarios, incapaces de dejar indiferente sabedor de que al otro lado, el oyente lo considera un movimiento en sí mismo. Uno dotado de las armas necesarias para sacudir las entrañas y remover los cimientos de la existencia. Y es que esta es la doctrina que debería mover al mundo: la que proclaman Spiritualized con su música revitalizante y sanadora.

Escucha Spiritualized – Everything was Beautiful

Un comentario en «Spiritualized – Everything was Beautiful (Bella Union)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien