Summer Spree – Licantropías (Club Lento Music)

Cada disco de Álvaro Tarik es un revulsivo. Desde la más insobornable independencia, y emitiendo desde el laboratorio mágico que tiene montado en su casa con múltiple cacharrería, el cordobés lanza su tercer disco que se puede escuchar en plataformas digitales de streaming y en su bandcamp. Este Licantropías (Club Lento Music, 2022) me atrevería a decir que es su mejor colección de canciones que jamás haya hecho, aunque tal vez me desdiga en unos días.

No sé,habría que preguntárselo, si el título del disco hace referencia a Las Metamorfosis de Ovidio en el que se cuenta la historia de Licaón, rey de Arcadia, que fue condenado a ser hombre lobo por servir de manjar la propia carne de su hijo en objeción a la divinidad. Licantropía es, simbólicamente, un acto de alteridad, de organismo vivo que va mutando, y eso es la música de Summer Spree: un intento de crear sonidos que queden anclados en un punto indefinido de nuestra memoria, un espacio borroso, de luces estroboscópicas en las que las sombras del pasado se emborronan, y el futuro es un simulacro siempre palpitante.

“Licantropías” abre el disco y se lanza a un discurso musical y narrativo sin par en nuestro pop actual. Ecos de hombres lobo y cascadas de sintetizadores que saturan los sentidos. Es como abrir una enorme brecha por donde se pudieran colar los ecos de una canción de city pop y kraut.

Cierta nostalgia de flaneur sucumbe en la enorme “Google Bonita” con versos potentes como “Hoy me he visto en una foto/Buscando en Internet aquellos sitios que nosotros vivimos como algo sobrenatural/Y ahora son coordenadas”. En los pixeles de ayer quedarán prendados nuestros recuerdos del hoy.

Los arreglos de las canciones aplican una pátina de exuberancia a canciones como en “En Un Espejo Roto”, o los ribetes dark wave de “Entonces Por Qué”.

Otros grandes momentos del disco son “Volvo Verde” – una preciosa historia de noches a la intemperie, cielos nublados, y la estela de un amor ausente- a ritmo de satinado vaporwave; la quietud pianística de “Sofá De Escay” con la mirada perpleja hacia un mundo enajenado; y “Llévame A La Feria” -junto a Cabiria– el fantasma con chorreras de Todd Rundgren nos saluda desde el bar de la esquina. Un disco portentoso.

Escucha Summer Spree – Licantropías

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien