The Coral (Sala Changó) Madrid 16/11/18

En una gira de solo cuatro fechas propiciada por la promotora Houston Party, que celebra veinte años de existencia de los británicos The Coral, se han paseado por Barcelona, Zaragoza, Madrid, y León. Han estado presentando su último trabajo Move Through The Dawn (2018 Ignition), un disco que sin ser de lejos de lo mejor de su carrera, logra mantener la atención del escuchante con perlas como “She´s a Runaway” o “Eyes Like Pearls”.

Su paso por Madrid venía enmarcado dentro del ciclo de conciertos patrocinado por la cervecera gallega y su SON Estrella Galicia en la sala Changó, un espacio que parece haber vuelto con fuerzas renovadas a eso de programar conciertos.

Salían a escena James Skelly y sus chicos, saludando a los incondicionales que casi llenaban la planta inferior del club y comenzaban su concierto con “Sweet Release” de su mencionado último álbum. Un hit ideal que, con esa cadencia sonora que recuerda a la Velvet y ejercería de percutor ideal para el resto de concierto. Continuaban con una batería de temas compuestos por la psicodélica “Chasing the Tail of a Dream”, la muy brit “Something Inside od Me”, hasta llegar a “Outside my Window”,otro corte nuevo con aspiración a hit y perfectamente coreable en directos, tal y como vimos.

Si el concierto de The Coral se hubiera divido en partes, estaba claro que había acabado una, dando lugar a otra un tanto más intimista, en la que Skelly tomó la acústica para encarar “Jackeline”, “Pass it On”, esa suerte de “pop western”, titulada “Bill McCai” y la joya inapelable “In the Morning.

La vuelta a la electricidad más psicodélica vino en forma de ese (me da a mí) homenaje a 13Th Floor Elevators “Holy Relevation”, “Miss Fortune”, y “Millions Eyes”, sacando con esta su lado más bronco. Conectarían rápidamente con “1000 Years” y otra de las canciones más representativas de su último disco, “Reaching Out for a Friend”.

No era cuestión de dejar en el armario la mencionada “Eyes Like Pearls”, otro de los momentos cumbres de Move Through The Dawn, así que la sacaron a pasear junto a “Stormbreaker”, en la que retoman los aires más “fronterizos” mezclados con psicodelia de la buena.

Para los bises “Goodbye” y “Dreaming of You”, para delirio de los fans más abnegados. En definitiva, un concierto con momentos épicos, léase la parte en la que comenzaron con “Holy Relevation”, y otros momentos que te dejan con la sensación de estar excesivamente calculados. Con todo y con eso, la voz de Skelly sigue siendo apabullante, las guitarras continúan haciendo las delicias de los nostálgicos de la rebelión en Sunset Strip y los teclados mantienen ese bello hálito omnipresente en casi todo el cancionero de The Coral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.