The Kills – Blood Pressures (Domino)

Alison Mosshart y Jamie Hince son como ese chico que rinde por debajo de sus posibilidades en clase porque los profesores le aburren: el potencial lo tienen, está claro, pero se empeñan en sacarle brillo en contadísimas ocasiones. Es como si emplearse a fondo y sacar un disco completo no fuera con ellos; les basta con tres o cuatro buenas canciones.

En Blood Pressures, su cuarto disco, lo vuelven a hacer: desperdigan varias buenas canciones y, entre ellas, cuelan otras que parecen hechas con molde y con las mismas ganas que uno lleva el coche a la ITV. Por lo menos, se percibe un regreso a las bases del blues sucio de sus inicios y, en comparación con su anterior disco, aguantan el tipo más allá de las tres primeras canciones del disco. Ya sea por el aumento de los buenos temas, por la pillería estudiada del orden del tracklist o por el poderío sexual de la Mosshart, lo cierto es que Blood Pressures consigue aguantar, al menos, el envite de una escucha completa.

Aún así, y pese a contar con latigazos de talento como “Heart is a beating drum”, “DNA” o “Satellite”, ocho años después siguen cojeando del mismo pie: los buenos temas acaban por perderse en el ruido de un disco que suena demasiado a lo mismo. Y, aunque esta vez intentan variar la fórmula con alguna que otra balada, la cosa sigue igual. Quizá lo mejor sería sacrificar discos irregulares de once o doce canciones a cambio de lograr una colección menor en número pero mayor en calidad.

Algo deberían hacer porque, a día de hoy, seguimos esperando la explosión definitiva de The Kills; continúan siendo la sombra de la sombra de lo que alguien pudo pensar que podrían llegar a ser algún día en sus comienzos.

ESCUCHA en Spotify: The Kills – Blood Pressures

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.